Martes, 16 de Julio de 2019 - 10:23 am

¡Ya floreció nuestra palma!

Total de votos: 8
Vota por este contenido.
Publicado: 
Miércoles, 12 Agosto 2015
Sea este suceso un homenaje a nuestra querida directora, la Dra. Ángela T. Leiva Sánchez, amante y estudiosa de las palmas, quien dedicó su vida a esta institución, en cuyo Palmetum florece hoy la Palma Talipot por y para ella.

Un ejemplar de Corypha umbraculifera L —ubicado en la colección especial de palmas del Jardín Botánico Nacional (Palmetum)— está florecido. ¡Te invitamos a conocerla!

Tiene 44 años de edad, y llegó desde Cienfuegos a nuestro jardín en 1972 con solo un añito.

Esta especie, descrita por Linneo en una de sus obras más importantes: Species Plantarum (1793), es nativa de la India y de Sri Lanka.

Es una de las plantas más cultivadas a nivel mundial.

Su nombre genérico significa Corypha, “cumbre, pico” y umbraculifera, ”paraguas, con sombra” por el gran tamaño de sus hojas.

Es conocida por Palma de Ceilán, Palmera grande de Ceilán, Talipot, en inglés; Gran palma de Ceilán, Palmera parasol, Corifa, Burí, Palmera de abanico, Palmera talipot y Talipote, entre otros.

Puede medir hasta veintisiete metros, con tallos de 1,3 metros de diámetro.

Dentro del reino vegetal es una palmera con dos récords: uno por el ancho o envergadura de la hoja —que está considerada la mayor del mundo porque puede alcanzar hasta ocho metros de diámetro— y, además, presenta la inflorescencia más grande del Reino Plantae, porque mide entre seis y nueve metros de alto y está formada por más de diez millones de flores de color crema, las cuales después darán frutos que, en su totalidad, llegarán a pesar 500 kg.

Florece una sola vez en su vida y después muere, al igual que los agaves y bambúes.

La floración tiene lugar entre los treinta y 80 años de edad, por lo que cuando ocurre es un evento trascendental que el hombre puede observar solo una o pocas veces en su vida.
 
Sus hojas se empleaban antiguamente para escribir y en la actualidad aún se usan para techar, cuando están secas. Las flores son melíferas y polinizadas por insectos. La savia se fermenta para producir una especie de vino o bebida alcohólica. Pero quizás el uso más común en el mundo es como ornamental debido a su tamaño imponente y espectacular floración.

Te invitamos a que traigas tu cámara o móvil para que te lleves el recuerdo de algo que quizás puedas ver solo una vez en tu vida. El Jardín Botánico Nacional, en La Habana, está abierto al público de miércoles a domingos, de 9:00 a.m. a 4:00 p.m.

 

Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 1166058
  • Usuarios Registrados: 2800
  • Último Usuario Registrado: Diany