Sábado, 17 de Noviembre de 2018 - 5:48 am

¿Por qué vamos mañana a la Plaza?

Total de votos: 14
Vota por este contenido.
Publicado: 
Domingo, 1 Enero 2017
Por: 
Tomado de Juventud Rebelde
Imágenes: 
Juan Moreno. (www.juventudrebelde.cu)
Vista de la Plaza de la Revolución. Foto: Juan Moreno

 
Como en Cuba tenemos esa suerte única de celebrar un nuevo año en el calendario gregoriano junto con un aniversario más del calendario del alma (el que guarda la fecha de inicio de la Revolución), cada 1ro. de enero el país se levanta casi sin haberse acostado, con tal de conmemorar aquí el cumpleaños del triunfo de la libertad.
Aunque muchos de los jóvenes seremos pioneros en este tipo de desfile, hace años era común que el Primero se convirtiera en 2, y ese día hubiera revista militar. Era y seguirá siendo otro momento para reafirmar la fe en el futuro de Cuba, y en Martí, Fidel, Raúl y en nosotros mismos, que somos los protagonistas de todo.
Para quienes se estrenan y para quienes no, para quienes estarán en La Habana y para quienes desfilarán de corazón desde su espacio, para quienes caminarán por la emblemática explanada y para quienes soñarán con hacerlo desde la televisión de su casa porque alguna causa mayor se los impide, para todos los cubanos habrá Revolución que celebrar. ¿Por qué debemos estar allí los jóvenes? Esa pregunta de miles de respuestas la contestaron a JR algunas muchachas y muchachos mayorcitos, a quienes admiramos por sus profesiones y empeños.
«El año 2017 supondrá el ascenso al poder en los Estados Unidos de América de Donald Trump. A la línea política de acercamiento de la administración de salida, la sustituye otra que, al menos en los primeros gestos, no supondrá nada bueno para la Cuba y la América Latina que sueño. Ojalá me equivoque.
«Sinceramente el 2 de enero no parece un día muy ortodoxo para un desfile en la Plaza, después de las fiestas y su obvio consumo de alegría familiar, salpicada por espirituosas bebidas y excesos dietéticos, todo en santa paz, jovialidad comunal, vecindad cariñosa.
 
«Iré porque quizá sea demasiado pequeño el sacrificio comparado con los que nos podría costar mañana, si los grandes enemigos de la patria olfatean desunión, desmovilización, flaqueza.
«Veo las imágenes de Libia, de la Siria de Alepo, y francamente me doy cuenta de que el mundo no va camino a ser un lugar apacible para los pequeños países que han decidido construir su propio destino sin doblegarse a los poderes corporativos e imperiales. Y nosotros no tendremos superpotencia que luche armadamente a nuestro lado.
«No hay más remedio que fortalecer el alma (y engrasar las armas), sin perder la ternura (ni el buen humor). Así que medio “resacao”, probablemente entonando algún pegajoso estribillo pachanguero de las noches del 31 de diciembre y el Primero de Enero, me iré a la Plaza, con Martí, con Fidel, feliz de ser uno más que le dice a quien pueda interesar: ¡Aquí no se rinde nadie! Ni siquiera borrachos… qué caray».
Israel Rojas, vocalista y líder del grupo Buena Fe
«Estoy en Santiago de Cuba ahora y no desfilo hace varios años por La Habana. Pero estoy convencida de una gran verdad y la siento así: los jóvenes siempre damos el apoyo decisivo a nuestro país. Y ese respaldo rebelde es más importante que nunca, por la pérdida física de nuestro Comandante en Jefe, que es solo de cuerpo, porque contamos con sus ideas tan vigentes y con esa enorme convicción de lucha y constancia que lo caracterizaba. Por si fuera poco, nos guían su idealismo irreverente y esa esencia suya que nos une: la Revolución. Eso somos los jóvenes: Revolución.
«Ahora nos toca también apoyar a nuestro General de Ejército, Raúl Castro Ruz. Y recalcar lo revolucionarios que somos, para que nadie piense que sin Fidel quedamos débiles, solos o desorientados. Es todo lo contrario: vivimos más fortalecidos y en total y eterno compromiso con Cuba, los dirigentes del Partido y el Gobierno, y el pueblo en perfecta unión. Sé que Fidel nos apoya desde donde esté con sus ideas plenas e inspiradoras, las mismas que han hecho a Cuba el país que es y que nos seguirán conduciendo a la victoria».
Yunidis Castillo, tricampeona paralímpica en atletismo

«Va a ser un desfile muy especial. Es el primero sin que contemos con la presencia física de nuestro Comandante en Jefe entre nosotros, y además tenemos el compromiso de aplicar su concepto de Revolución. Este sería un buen primer paso en ese empeño: que estemos todos en la Plaza de la Revolución para demostrar una vez más la unidad y la firmeza de nuestro pueblo.
«Exhortamos a la juventud, que somos todos, a participar y mostrar una vez más a aquellos que dicen que los muchachos de hoy son diferentes y están perdidos del camino de la Revolución, que están completamente equivocados».
Gerardo Hernández Nordelo, Héroe de la República de Cuba

«Este 2 de enero —además de conmemorar el aniversario 58 del Triunfo de la Revolución, que siempre es un motivo de celebración— es un momento para que la juventud cubana (a la que se dedica también este desfile) de manera rotunda y masiva participe y esté allí reafirmando su apoyo a la Revolución y a las conquistas del socialismo que estamos construyendo.
«Será la nueva entrada de Fidel a La Habana, multiplicada en millones. Por eso es importante que estemos los jóvenes y que cada uno vaya con sus compañeros o familia, y con esa convicción personal de que el proyecto revolucionario solo se construye desde la suma de todas las individualidades. Lo más importante es que será un desfile de todas las generaciones, y los más jóvenes demostrarán que sostienen las mismas banderas que quienes fundaron la Revolución.
«Es un momento de reafirmación, pero también de alegría para cada cubana y cubano, al saber que cuenta con todas las generaciones y el apoyo del mundo para mantener por siempre esta invencible Revolución».
Luis Morlote Rivas, vicepresidente primero de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba

«En la Plaza y en pie de lucha hay que estar siempre. Los 365 días del año tenemos que estar pendientes de lo que Cuba necesita. A eso nos llamó Fidel siempre y aún sigue al tanto de todo y está por todas partes. ¿A qué nos llama la Patria el 2 de enero? A un día más de lucha eterna. Esta pelea constante del pueblo cubano contra la maldad no terminará jamás, mientras el mal exista. Porque Fidel cambió a Cuba y cambió al mundo.

Pero hay que luchar por que ese centenario sea una realidad, y más ahora que Fidel no está y hablamos de recordarlo y venerarlo por lo que hizo. No vamos solamente a un desfile, sino a un combate, porque la Plaza de la Revolución es un lugar de combate y lo seguirá siendo: por eso hay que renovar nuestras fuerzas hacia el futuro y reafirmar nuestra postura al pie del cañón con la Revolución.
«Somos el mismo pueblo que hizo triunfar la Revolución, que derrotó a los mercenarios en Girón, que se alfabetizó, que liberó pueblos en África, que ha llevado educación y salud al mundo entero. Ese mismo pueblo, joven y viejo, es el que desfilará en la Plaza el 2 de enero, pero ese día se volverá eterno porque el combate es intenso y será difícil, como dijo Fidel.
«Espero que para este nuevo año de la Revolución seamos más responsables y combativos de lo que hemos sido hasta ahora, y que todo lo que hacemos por este país sea bien proyectado y ejecutado dondequiera que estemos. Fidel Castro Ruz no espera otra cosa de nosotros. Hay jóvenes que no pudieron estar cerca de él, pero no importa: todo lo que hizo fue por ellos, porque lo cambió todo en Cuba y el mundo. El futuro está en nosotros».
Alexis Leyva Machado, Kcho, artista de la plástica.

 

Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 467794
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M