Jueves, 20 de Septiembre de 2018 - 3:12 am

Bocinas portátiles: ¿igualdad de gustos musicales o ruido?

Ud. votó 3. Total de votos: 15
Vota por este contenido.
Publicado: 
Miércoles, 4 Julio 2018
Imágenes: 
Tomada de Internet
Bocinas portátiles. Imagen: Tomada de internet.

El transporte público de La Habana y sus diferentes rutas es una rutina de la que no pueden escapar la mayoría de los habitantes que desempeñan una vida laboral fuera de su casa. A los inconvenientes habituales que existen dentro de los ómnibus en las “horas picos” (dígase exceso de personas, incomodidad, calor, entre otros), hace unos años se sumó otro de carácter tecnológico: el uso de bocinas portátiles reproductoras de sonido a niveles de volumen que molestan a los ciudadanos.
Parece ser que los principios de libertad e igualdad, regentes de la Constitución Cubana, han sido traspolados por algunos individuos al plano musical con la idea de que todos tenemos los mismos gustos y, por tanto, debemos escuchar la misma música y al mismo volumen.
Esa es la actitud asumida por las personas que hacen uso de las bocinas portátiles en espacios públicos, que no se refiere solo al transporte, sino también a las escuelas, los parques, las paradas de ómnibus, las esquinas, incluso en los propios hogares.
Las bocinas portátiles son dispositivos inalámbricos con capacidad para reproducir sonidos a través de la aplicación bluetooth desde un móvil, o mediante una memoria flash. El nivel del volumen depende del modelo de fabricación, de los cuales hay numerosos. En Cuba son adquiridas a través del mercado negro o en portales digitales de venta.
Independientemente de los temas musicales que se reproducen en los dispositivos, que casi siempre pertenecen al género reguetón o a la nueva tendencia del trap, ese sonido que generan las bocinas a muy altos decibeles conlleva al ruido, un fenómeno considerado hace tiempo como uno de los problemas medioambientales más peligrosos del mundo, debido a los graves daños que ocasiona a la salud humana y al desarrollo social.
Si bien es cierto que es raro o casi imposible observar a una persona de la tercera edad utilizando esta tecnología acústica, también hay que reconocer que su empleo no solo se limita a la juventud, pues también adultos de edades más avanzadas la portan en sitios públicos.
Desde el punto de vista jurídico el combate contra la contaminación sonora está normado legalmente en la Ley 81/1997 y el Decreto-Ley 200/99, que regula los niveles de ruido para cada lugar y autoriza la aplicación de amonestaciones y multas a aquellos que incumplan lo establecido. Sin embargo, ante la observación del fenómeno de las bocinas, la pregunta es la siguiente: ¿Se cumple la Ley y todas sus disposiciones?
Conozca el Decreto Ley No. 200 sobre las regulaciones del ruido (PDF)
Evidentemente algo funciona mal en la aplicación de la Ley: por una parte se nota poco conocimiento de las personas acerca de la existencia de un Decreto que regula el nivel de ruido, y por la otra, las autoridades competentes no actúan en consonancia con el problema.
Mientras tanto, las bocinas portátiles continúan comercializándose a costos accesibles en el mercado negro, y los portadores llevándole a la población que se reúne en las paradas, esquinas y ómnibus la primicia del último tema musical del Micha o el Chacal.
No se trata de desacreditar a ciertos géneros musicales, ni a las bocinas portátiles, pues cada cual tiene derecho a elegir qué le gusta y qué quiere escuchar, y a participar de las nuevas tecnologías. La cuestión, en este caso, es el respeto a la tranquilidad ajena y a la salud ciudadana. Los dispositivos no tienen que ser vistos como un invento destructivo o perturbador, sino que deben ser regulados por las autoridades competentes para que las personas lo utilicen en el lugar indicado y a un volumen adecuado.

 
 

Bocinas portátiles. Imagen: Tomada de internet.
Bocinas portátiles. Imagen: Tomada de internet.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 330190
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M