Sábado, 17 de Noviembre de 2018 - 8:51 am

Coincidencias de un 30 de septiembre

Total de votos: 11
Vota por este contenido.
Publicado: 
Martes, 30 Septiembre 2014
Por: 
Yuniel Labacena Romero (Juventud Rebelde)
Yuniel Labacena Romero (Juventud Rebelde)
Imágenes: 
Archivo Web
Julio Antonio Mella, fundador de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU)

La historia tiene sus coincidencias. Quizá por ello quiso reunir en el mismo siglo y día del mes (30 de septiembre Julio Antonio Mella, fundador de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) ) tres fechas legendarias: en 1921 ingresa a la Universidad; en 1930 es asesinado Rafael Trejo González, primer mártir de la organización en la lucha machadista, y en 1954 José Antonio Echeverría asume la dirección de esa agrupación.

Tres hombres que honran a la organización joven más antigua de Cuba, y que se han convertido en paradigmas de las nuevas generaciones. Entrañables figuras que abrazaron un mismo ideal: la lucha por el bienestar de Cuba y de la Humanidad, y supieron imponerse a cualquier dificultad arrostrando cualquier riesgo.

Cuando en 1921 Mella llegó a la Facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad de La Habana, ya no era un adolescente ansioso de aventuras; tampoco un joven inexperto. Fue entonces ese recinto su primer escenario de combate, mas no fue el único terreno donde dejó su huella.

Allí su simpatía entre los compañeros, actitud antiimperialista y profundidad en las ideas, lo convirtieron desde muy temprano en un lúcido guía estudiantil. Y es que Mella estuvo entre los iniciadores del Movimiento de la Reforma Universitaria, fue fundador de la FEU, organizó y dirigió el Primer Congreso Nacional de Estudiantes, y luego se convirtió en artífice de la Universidad Popular José Martí.

Años más tarde, como presidente de la FEU, no solo fustigó las injusticias de su centro de estudios: denunció además los males de la República y las infamias de sus gobernantes. Su intransigencia frente al imperialismo y su combatividad lo convirtieron en abanderado de la lucha contra nuestro principal enemigo y por la revolución social.

Nueve años después del ingreso de Mella al centro de estudios universitarios, el joven Rafael Trejo González, estudiante de tercer año de Derecho y vicepresidente de la Facultad de esa especialidad, fue abatido a balazos en el parque Eloy Alfaro, mientras participaba en una marcha organizada por el Directorio Estudiantil Universitario.

El clamor de la vanguardia universitaria contra Machado y la situación imperante en Cuba llenó las calles. La policía cargó violentamente contra la manifestación. Trejo, en valeroso gesto, se enredó en un cuerpo a cuerpo con un policía. Trató de arrebatarle el revólver, pero resultó herido.

Conducido al antiguo Hospital de Emergencias, fue operado; Ángel López Sosa, otro compañero, le donó su sangre. Pocas horas después fallecía como había deseado vivir, «al servicio de la justicia, siendo útil a Cuba». Como expresó Roa, «llevaba en su rostro la sonrisa de un hombre que tuvo la gloria de morir como un héroe».

Y justo en el sitio donde cayó Trejo, otro líder estudiantil, Fructuoso Rodríguez, dio a conocer en 1954 que José Antonio Echeverría asumía el cargo de presidente de la FEU. En aquella jornada, Echeverría habló sobre la necesidad de cerrar filas y no descansar hasta derrocar a la tiranía de Batista. «Lucharemos contra la farsa y la fuerza (…). Si hay que caer como cayó Trejo, caeremos, pero Cuba será libre».

Cuando asume la presidencia de la organización, Echeverría ya había sufrido golpizas, persecución y encarcelamiento. Con él se inició la etapa más importante del movimiento estudiantil contra Batista. Su presencia provoca un cambio radical en el actuar de la FEU, que se proyecta hacia el enfrentamiento contra el régimen y la defensa de los derechos universitarios.

Se reunieron entonces, en una misma persona, el dirigente y el líder cabal de los estudiantes. Reelegido desde 1955 hasta su muerte heroica, el 13 de marzo de 1957, José Antonio estaría siempre en el primer puesto de combate, resistiendo peligros y asumiendo sacrificios; unas veces al frente de las manifestaciones; otras buscando armas para la pelea o en espera para ajusticiar al tirano.

Como homenaje póstumo a Rafael Trejo, devenido hermosa tradición, y de recordación a Julio Antonio Mella y a José Antonio Echeverría, cada año los estudiantes que ingresan a la Educación Superior, reciben el 30 de septiembre el carné de miembros de la FEU.

Este año esa celebración se une a otra coincidencia, pues se realizará en toda Cuba la Marcha Estudiantil y Juvenil Los Pinos Nuevos, contra el terrorismo. En la Habana, desde la histórica Escalinata, partirá pasadas las cuatro de la tarde ese desfile que llegará hasta la Tribuna Antiimperialista, en reclamo también de libertad para Gerardo, Ramón y Antonio.

José Antonio Echevarria.
José Antonio Echevarria.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 468191
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M