Lunes, 11 de Diciembre de 2017 - 12:40 am

Con 261 años… ¡sigue modernizándose!

Total de votos: 17
Vota por este contenido.
Publicado: 
Miércoles, 1 Marzo 2017
Por: 
Marta Macías Pérez. Espec. Museo Postal Cubano "José Luis Guerra Aguiar"
2016. Hoja Filatélica1p. Distintos medios de transporte de la correspondencia.

El establecimiento del Correo en Cuba y su desarrollo estuvo muy vinculado con su condición de colonia y con la evolución del correo en Europa y España desde el siglo XVI.

Funcionaba el Correo Mayor de la Casa de Contratación de Sevilla, por lo que se crea uno similar para las posesiones españolas en América, conocido como Correo de Indias. Este fue otorgado como título perpetuo y hereditario por el rey Fernando el Católico y radicaba en Cuba por su estratégica posición, de donde irradiaba al resto del continente americano.

Se limitaba a un servicio real y oficial, maniobraba los despachos de correos que llegaban de la corona española y a su vez los que circulaban para reyes, virreyes, gobernadores, oficiales y jueces dirigidos a la metrópoli.

Contra el buen funcionamiento de ese servicio conspiraban las precarias condiciones marítimas relacionadas con el estado de los buques y de los mares plagados de constantes ataques de corsarios y piratas que obligaba por seguridad a navegar en convoy y las malas condiciones terrestres, lo que hacía difícil la creación de correos regulares en Cuba.

Ya para el siglo XVIII existían diferentes condiciones socioeconómicas en la Isla, por ejemplo: se había establecido la Real Compañía de Comercio e inaugurado la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana; habían tenido lugar el Estanco del tabaco y la Protesta de los Vegueros; asimismo, existía un desarrollo incipiente de la imprenta.

Todo ello llevó a que personalidades como el Gobernador de Cuba, Mariscal de Campo Don Francisco Cajigal de la Vega y al Obispo de Cuba Agustín Morell de Santacruz solicitaran a la corona se permitiese la creación de un correo regular para la Isla. Es realmente a partir del 1ero de marzo de 1756 que podemos hablar de un correo reglamentado en nuestro país.

Su principal objetivo era facilitar la comunicación entre los diferentes pueblos, así como el incremento de los negocios públicos y particulares. Demoraba 14 días más o menos el recorrido desde La Habana hasta Santiago de Cuba, que eran los principales asentamientos poblacionales, descansando un día y regresando a La Habana.

En ese recorrido de ida y vuelta se recibía y entregaba correspondencia en localidades donde existían estaciones oficiales de paradas y gracias también a líneas auxiliares que entroncaban con el recorrido oficial, se cubría gran parte del territorio nacional.

De igual modo se recogían las cartas destinadas a otras colonias españolas en América, ya fueran islas o tierra firme, llevándolas o encaminándolas a su destino final.

Mucho tiempo ha pasado y lógicamente ha evolucionado el servicio, que inicialmente se realizaba a caballo y logró insertarse en los diferentes medios de transporte que el hombre iba creando, nos referimos a los ferrocarriles, barcos y equipos automotores, hasta la utilización de la aviación con estos fines.

Esta fascinante historia ya conoce de la mensajería utilizando medios electrónicos, pasarán los años y seguiremos empleando formas cada vez más novedosas para comunicarnos. Sin dudas, este sigue siendo todo un reto.
 

2016. Valor 10c. Uniforme de Capitanes y Pilotos de los Buques Correos.1777.
2016. Valor 40c. Uniforme de Cartero. Cuban Post Service. 1902.
2016. Valor 65c. Uniforme de Cartero. Entrega Especial. 1950.
2016. Valor 85c. Uniforme de Cartero. Grupo Empresarial Correos de Cuba. 2013.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 878032
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M