Martes, 22 de Agosto de 2017 - 12:34 pm

Cristian Alejandro en primera persona

Ud. votó 3. Total de votos: 22
Vota por este contenido.
Publicado: 
Lunes, 1 Junio 2015
Por: 
Antonio López Sánchez
Antonio López Sánchez
Imágenes: 
Cortesía de Idolka de Erbiti
Cristian Alejandro, joven guitarrista y compositor.

“¿Mi padre? Ser hijo de Edesio Alejandro es una bendición. Es mi ídolo desde que era un niño. En vez de ver dibujos animados, veía los videos de sus conciertos. Siempre me dicen que estar a su lado puede ser un reto grande, porque despegarse de su estilo y manera de hacer las cosas es muy difícil. Pero, a la vez, soy de quienes quieren marcar la diferencia, tener un estilo propio.”

“¿Mi música? Bueno, yo empecé a componer como a los quince años. Ya sabes, con la primera novia que me dejó, me bajó la musa. En verdad sentí que tenía algo a mi manera cuando estaba en el dúo Los Alejandros, con Alejandro Enríquez, un excelente músico, baterista y cantante. Era una onda pop rock, muy influenciada por la música que hacía mi papá en los años 90, 80, pero ya la sentí como más mía.

“Después empecé a experimentar un poco más. Gracias al director Rogelio París pude hacer la música de mi primer largometraje de ficción como músico y salió la canción tema de Kangamba, junto con Patricio Amaro. Más adelante hice el tema principal de Polvo en el viento, de Xiomara Blanco, debo agradecer al pueblo cubano que me dejó entrar en sus corazones y darme a conocer como solista. A partir de entonces empecé a encontrar mi camino y sonoridad. Me gusta la música anglo, como Bon Jovi, John Mayer, y también los latinos, como Alejandro Sanz o Luis Miguel. De eso sale algo así como una mezcla de todo con mis propias ideas.

“¿Crear a cuatro manos? Una magia. Cuando papá y yo trabajamos juntos pasa algo interesante. Lo mismo yo tomo ideas suyas que él de las mías. Una anécdota; él estaba mezclando una película en España y yo estaba trabajando en la música de Kangamba. Hacíamos el trabajo por correo, yo le enviaba, él me mandaba de vuelta, analizábamos y así. De repente me dice: ’Oye, esto no es como yo lo pienso, creo que la armonía debe ir por otro lado’, en fin. Le respondo que así me nacía, que me había salido así. Bueno, cuando regresa se pone a escucharlo todo un par de días y al final me dice: ‘Mira, traté de cambiarlo y ahora lo que no me suena es lo mío. Creo que es mejor dejarlo así, como lo estás haciendo tú es como es’. Ya ves que hay confrontaciones, pero al final encontramos el camino.

“¿Yo de pionero? ¡Era la candela! Un muchachito bien retozón. Como empecé a aprender música a los siete, ocho años, siempre estuve muy claro y centrado en lo que quería. Es difícil para un niño estudiar cuatro o cinco horas, mientras mis amiguitos jugaban fútbol y a las bolas y andaban mataperreando. Además, había que ejercitar la música y también las asignaturas normales, eso me resultaba difícil, pero al final salió.

Maduré definitivamente cuando hice el pase de nivel en mi instrumento, la guitarra eléctrica, desde Elemental a Medio Superior. Hay que examinar el instrumento y todas las asignaturas de la música. Si fallas una, no hay pase, entonces debes esperar todo un año y la prueba resulta mucho más difícil. Esa situación me puso a pensar que eso era lo que yo quería, y debía centrarme en todo aquello. Ese año estudié a más no poder y lo logré, me gradué. Si quieres ser músico debes perseguir el sueño, no desistir. Siempre hay que tener esa energía, esas ansias de ser alguien y, sobre todo, no dejar nunca de estudiar”.

Cristian Alejandro, joven guitarrista y compositor.
Cristian Alejandro, joven guitarrista y compositor.

Comentarios

Buenas soy la super coketa y les dire que: TODOS LOS SUEÑOS SE HACEN REALIDAD

Historietas

Estadísticas