Jueves, 20 de Septiembre de 2018 - 10:56 am

Cuentos de Majibacoa

Ud. votó 1. Total de votos: 9
Vota por este contenido.
Publicado: 
Miércoles, 1 Octubre 2014
Por: 
Mercedes Bejerano Bonne
Mercedes Bejerano Bonne
Imágenes: 
Jesús

Mi pueblo se encogió, libro de la autoría del ingeniero Alcides López Labrada, es su debut como creador literario. Editado y realizado por la Casa Editora Abril.

Narra, con desbordante simpatía y mucho humor criollo, la historia del pueblo que en Las Tunas vio al autor nacer y llegar a su adolescencia. Cuenta jocosamente qué le motivó a mostrar su barrio, sus recuerdos, amigos, familia, cultura.

El libro te hace vibrar con sus expresiones y descripciones —cubano al fin— de las particularidades del lugar. Nos acerca hasta un pueblo y presenta a la gente de su barrio en el periodo de 1965 hasta 1977, y cómo al pasar la vida descubre que no solo él cambió. De ahí el título tan peculiar Mi pueblo se encogió.

Por eso, esta propuesta es una narrativa que invita a no dejar morir la memoria histórica de lo que fuimos, somos y seremos.

Solo me queda hacerte la invitación para que lo leas y descubras, que de donde vienes y lo que eres, aunque pase el tiempo, puede ser parte esencial del curso de la historia.
Cuando aquella niñita y yo nos besamos por primera vez, una noche, a escondidas, en la portada de madera que regulaba la entrada del potrero de casa de Orlando Hernández, sentí que el corazón se me quería salir del pecho. Desde ese día me considero un preinfartado en la historia de Calixto.

Mi primer amor no correspondido se llamaba Lilian Infante. La conocí con apenas seis años de edad, cuando cursábamos el primer grado… y no he podido olvidar su nombre, su rostro ni su sonrisa cautivadora.
Dice un viejo refrán que para que dos amigos se quieran y respeten, y su amistad se consolide, primero deben tirarse unos golpes en una pelea. Si eso es cierto, la amistad entre Ova y yo es indestructible, pues sin mucho esfuerzo fuimos echados a pelear por Amador, hermano de Lourdes e hijo de Julia Pino y Felipito, y otros grandulones deseosos de presenciar un duelo entre gladiadores infantiles.

Del autor:
Alcides López Labrada (Calixto, Majibacoa, Las Tunas, 1965). Ingeniero agrónomode profesión. Fue viceministro de la Agricultura. Es Doctor en Ciencias y profesor auxiliar de la Facultad de Economía. Impartió clases sobre cooperativismo en el mundo y en Cuba por el Canal Educativo.

Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 331170
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M