Jueves, 20 de Septiembre de 2018 - 4:54 am

De este lado de la pantalla

Total de votos: 5
Vota por este contenido.
Publicado: 
Viernes, 24 Abril 2015
Por: 
Antonio López Sánchez
Antonio López Sánchez
Imágenes: 
Antonio López Sánchez
Angélica María González, actriz cubana.

Detrás del cristal televisivo, novela de por medio, es una muchachita que estudia secundaria, que tiene un padre autoritario y alcohólico, una familia que parece desmoronarse en cada momento y un amor reciente lleno de los hechizos y descubrimientos de la primera vez. Dócil y lacia como su pelo, preocupada por la estabilidad y el cariño de su familia, pero con pocas posibilidades de enmendar o curar de algún modo tan torcidos asuntos, así es el personaje.

En la realidad, es una sonriente y reflexiva joven de veintidós años, que estudia el tercer año en la actual Universidad de las Artes —antes Instituto Superior de Arte, ISA—. Afirma tener un carácter rebelde, que luce alegre y libre como sus rizos oscuros, y pronto establece un diálogo fresco, maduro, pero a la vez sin alturas de actitud ni muros defensivos. Así, la Samantha de la telenovela La otra esquina, salta hacia el mundo real para convertirse, entrevista mediante, en Angélica María González, una actriz que accede a compartir sus opiniones en las páginas de Pionero.

“Las personas han fijado más este papel de Samantha. Supongo que por el conflicto que tiene. Pero ya antes tuve una participación en la serie Adrenalina, aunque quizás fuera menos señalada que este. Y también hice la Yaíma de Playa Leonora. Un personaje muy diferente, para nada manso, una muchacha a la que de pronto le amputaban una pierna. Esa era una situación muy dura, muy brusca, quizás por eso no todo el mundo lo asimiló bien”.

Otra imagen muy distinta es la de su actuación en esta telenovela. Angélica nos revela su secreto para retroceder en el tiempo.

“En verdad, Samantha no tiene nada que ver conmigo, por su edad, porque sus conflictos ya no son los míos. En ella está ocurriendo ese amor juvenil, que ya no se experimenta igual a mi edad, y tienes que revivir entonces otro modo de pensar, de actuar. Pero, al final, todo adolescente tuvo semejantes experiencias y hay como un chip donde se almacenan esas memorias y se guardan. Inconscientemente eso regresa. Como una segunda naturaleza que sale, que te inventas. Así pude ir atrás y ser otra vez una adolescente”.

Al momento de escribir estas líneas, todavía no termina La otra esquina. De todos modos, aunque sin muchos detalles, ya podemos adelantar que nuestra invitada de hoy regresará pronto a las pantallas. Otra telenovela, donde además tuvo que asumir un gran reto como profesional de la actuación, nos traerá de vuelta a Angélica María. Por el momento, más sonriente y menos Samantha, nos acompaña aquí, de este lado de la pantalla.

Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 330418
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M