Viernes, 21 de Septiembre de 2018 - 1:37 pm

De ninja a mambí o de Pionero a los libros

Total de votos: 7
Vota por este contenido.
Publicado: 
Martes, 25 Agosto 2015
Imágenes: 
Archivo Web
Elpidio Valdés, animado cubano.

Su historia ha transcurrido a la inversa. Sí, porque del mundo de las historietas saltó a la televisión, luego al cine y de ahí a la literatura, en el caso de esta última la Casa Editora Abril de la Unión de Jóvenes Comunistas puso a disposición del público la primera edición de Elpidio Valdés en el año 2007, la cual contó con una gran aceptación.
Elpidio Valdés, el popular personaje creado por el caricaturista, ilustrador, historietista y guionista Juan Padrón vio la luz en agosto de 1970 en el entonces Semanario Pionero. ¿Su objetivo? entretener y educar a los escolares cubanos.

Acerca de la génesis de su personaje emblemático Padrón ha contado:
Hacía la historieta del samurai Kashibashi para la revista Pionero, y en ella aparecía un cubano del Siglo XIX que yo decía que era mambí. Le puse Elpidio Valdés para que se pareciera a Cecilia Valdés, y lo dibujé a la primera, sin boceto. El protagonista era Kashibashi, pero este tipo (Elpidio), las cosas que decía, que yo hacía que dijera, me eran mucho más simpáticas que las del japonés. Entonces viré las 12 páginas que tenía “boceteadas” y empecé toda la historia con Elpidio como protagonista.
Elpidio Valdés, coronel del Ejército Libertador que luchaba por la independencia de Cuba frente al colonialismo español se hallaba al mando de un escuadrón de caballería junto a su novia y luego esposa María Silvia; Pepito el corneta, niño y soldado; la pequeña Eutelia, ayudante de María Silvia; el comandante Marcial, su ayudante; Oliverio, inventor de la tropa; y su inseparable caballo Palmiche.
Protagonista de numerosas historias que ponen de manifiesto el amor a la Patria, la libertad, la inventiva y el humor criollo, nadie puede negar que esta historieta es una muestra de cómo transmitir valores como el orgullo de ser cubanos de una manera amena, y que ha deleitado ya a varias generaciones.
Especial significación reviste la investigación realizada por Padrón para transmitir, de manera fidedigna, no solo acontecimientos recreados, sino la manera de actuar y de vestir. Al respecto, ha dicho:
Con la creación de Elpidio Valdés quise enseñar a los niños cómo fue la guerra de Independencia. Ni siquiera yo tenía una idea clara al iniciar el proyecto. Cuando quise dibujar a un soldado español, no sabía cómo era el uniforme. Sí que conocía cómo vestían los comanches y el Séptimo de Caballería gracias a películas y cómics, pero como sobre Cuba no se hacía nada, la gente lo desconocía por completo. Ahora, gracias a Elpidio, los cubanos conocen mejor su propia historia.
 

Historieta de El samurái Kashibashi y Elpidio Valdés en el Semanario Pionero No. 33.
Historieta de El samurái Kashibashi y Elpidio Valdés en el Semanario Pionero No. 33.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 335531
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M