Sábado, 19 de Octubre de 2019 - 11:12 pm

De pretexto en pretexto

Total de votos: 20
Vota por este contenido.
Publicado: 
Martes, 19 Febrero 2019
Por: 
Yanitsia Ramírez Pérez
Explosión que destruyó al acorazado estadounidense Maine, fondeado en la bahía de La Habana a las 9:40 de la noche del martes 15 de febrero de 1898.

De patraña en patraña ha sido el actuar de los Estados Unidos hasta nuestros días con el fin de lograr sus objetivos con respecto a nuestro país.

Muchos hechos dan fe de esta política. Uno de ellos fue la explosión que destruyó al acorazado estadounidense Maine, fondeado en la bahía de La Habana a las 9:40 de la noche del martes 15 de febrero de 1898, hecho que sirvió de excusa a la
intervención y la instauración de gobiernos cubanos que obedecían a las imposiciones de Washington.

Con un aspecto imponente era este, posiblemente el mayor buque de guerra que hubiera entrado en La Habana. Se encontraba en nuestro país desde el 25 de enero con la justificación de realizar una visita amistosa, pero su verdadero objetivo no era otro que el de presionar, una vez más, al gobierno español para así seguir preparando su intervención con fines expansionistas en la guerra que los cubanos sostenían contra España.

En la misteriosa explosión 266 personas perdieron la vida, pero esto no significó nada para el gobierno norteamericano pues el desastre del Maine sirvió para justificar su intervención en la guerra hispano-cubana; el Maine fue el pretexto que tanto soñó Estados Unidos.

Monumento a las víctimas del Maine fue construido en 1926 en La Habana, en honor a los marineros que murieron en la explosión del acorazado estadounidense Maine en 1898.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 1482778
  • Usuarios Registrados: 2801
  • Último Usuario Registrado: comparescary