Viernes, 21 de Septiembre de 2018 - 7:49 am

Delante del espejo

Ud. votó 2. Total de votos: 6
Vota por este contenido.
Publicado: 
Miércoles, 1 Abril 2015
Por: 
Antonio López Sánchez
Antonio López Sánchez
Imágenes: 
Archivo Web
Actriz cubana Laura de la Uz

Para quien la haya disfrutado, resulta imposible apartar de la memoria aquella secuencia cinematográfica. En una escena de la película Hello, Hemingway, una adolescente dobla entusiasmada la canción de moda delante del espejo, y usa el cepillo como micrófono. Como mismo en la infancia jugamos a ser héroes o galanes ante nuestro propio reflejo, Laura de la Uz nos devolvía desde su actuación, con el personaje de Larita, un recuerdo imborrable.

“Esa escena delante del espejo era incluso con la que Fernando Pérez me hizo el casting para la película. Ahí Larita mostraba esa frescura de la adolescencia, los sueños, la vida por delante. Yo era así, casi igual en ese momento.

Había muchas cosas mías que tenían que ver con ese personaje. Yo viví casi hasta los quince años con prácticamente toda mi familia por parte de madre. Vivíamos cinco primos en dos casas enormes y preciosas, en el barrio de Los Sitios. Era como una sola casa, nos movíamos de una a la otra, la pasábamos muy bien. El personaje vive con una prima, que es casi su hermana; yo también tengo una prima mayor que es como mi hermana. Nos divertíamos mucho juntas. En eso Larita tenía mucho que ver conmigo”.

Recuerda la artista que la imposición de su pañoleta ocurrió en el Consulado de Cuba en la ciudad de Praga, entonces capital de Checoslovaquia. Más tarde, de la enseñanza media, un profesor y una asignatura podían a la vez ser polos igual de atracción que de disgusto.

“En la secundaria lo que me pasaba era que no me gustaba la Educación Física. Ahora hago ejercicios, por salud y para mantenerme en forma para mi trabajo, tener resistencia, sentirme bien. Pero en aquel minuto, no me quería ni mover. Mi clase era de gimnasia y yo donde estaba era en el equipo de básquet. No porque jugara nada, porque en realidad no soportaba un golpe o cualquier choque fuerte, le tenía terror a todo eso. Pero adoraba al grupo y, sobre todo, adoraba al maestro. El Pili, le decíamos, y es un negro que mide seis pies y que es la nobleza hecha profesor.

Hace un tiempo fui y le toqué a la puerta y no se lo podía creer. Todavía vive y todavía anda siempre rodeado de muchachos, enseñando. Esa era su pasión, enseñar a los jóvenes. El deporte nos acercaba mucho, él era un apoyo y siempre le confesábamos todos nuestros líos y asuntos de adolescentes”.

Por entonces, la actuación ya la rondaba, pero en verdad era la música la que dictaba brújulas para sus rumbos a seguir. De todos modos, aunque la historia futura le trajo los escenarios del teatro y las pantallas de cine, Laura confiesa que la música sigue siendo una deuda pendiente. Algo para retomar en serio, más allá de las veces que ha cantado en sus películas o actuaciones, o de las grabaciones compartidas con varios amigos del gremio sonoro.

“Yo siempre quise ser actriz. Pero por entonces lo que estudiaba era piano, en una escuela nocturna, la Adolfo Guzmán. Y en la sociedad Rosalía de Castro estudiaba baile español. En la casa me subía en el sofá y doblaba las cantantes del momento. Cantar me gustaba mucho, pero doblar me fascinaba. Entonces me cambiaba de un afiche a otro, de una esquina de la casa a otra para cambiar la escenografía, fíjate tú. La actuación ya estaba ahí desde entonces”.

Y esperemos que la actuación la siga acompañando. Resulta una verdadera fortuna contar con una actriz en mayúsculas como lo es Laura de la Uz. Esperemos nuevas y buenas sorpresas, sea en las tablas del teatro o desde la sala oscura cinematográfica, cada vez que regrese a jugar en serio, a ser otra y la misma, delante del espejo.

* Algunas películas y obras de teatro que ha protagonizado son: Hello, Hemingway, filme de Fernando Pérez; Madagascar, filme de Fernando Pérez; La película de Ana, filme de Daniel Díaz Torres; La pared de las palabras, filme de Fernando Pérez; Vestido de novia, filme de Marilyn Solaya; Delirio habanero, obra teatral de Alberto Pedro; y Reality show, obra teatral de Laura de la Uz.
 

Actriz cubana Laura de la Uz
Actriz cubana Laura de la Uz
Actriz cubana Laura de la Uz
Actriz cubana Laura de la Uz
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 334650
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M