Martes, 25 de Septiembre de 2018 - 1:10 pm

La Filatelia cubana tiene ya sus 7 maravillas (III).

Ud. votó 5. Total de votos: 10
Vota por este contenido.
Publicado: 
Lunes, 14 Diciembre 2015
Imágenes: 
Marta Macías Pérez. Espec. Museo Postal Cubano "José Luis Guerra Aguiar"
Fotos: Cortesía de Marta Macías Pérez (Especialista del Museo Postal Cubano José Luis Guerra Aguiar).

En nuestros días las nuevas tecnologías forman parte de la cotidianidad de la isla. Ordenadores y celulares permiten el flujo de información personal, laboral o social a través de mensajes, correos electrónicos y últimamente todos acuden a las famosas zonas WIFI*como forma novedosa de comunicación.
Un ambiente diferente aunque también alentador llegaba a la isla a inicios del siglo XIX, cuando luego de un crítico período, un grupo de comerciantes  en la Habana logra reunir el  capital necesario para crear la Empresa de Correos Marítimos.
Con el afán fundamental de mejorar y regularizar las comunicaciones, principalmente con España. Luego de disímiles gestiones, comienza su funcionamiento el 9 de octubre de 1827, con lo cual a través de un Reglamento Oficial se concedía a la Casa Arrieta Villota y Compañía, el monopolio de la conducción de de la correspondencia y pasajeros, así como las tasas a cobrar.
Los Correos Marítimos lograron realizar su trabajo con aceptable resultado, transportando cartas entre Cuba y la Metrópoli, además de recepcionar en la isla la correspondencia que llegaba de cualquier otro país. Funcionó hasta 1847 cuando fue decayendo y perdiendo parte de su flota de transportación.
Buques de velas y barcos de vapor facilitaban el intercambio postal con La Coruña y posteriormente con Cádiz; así como con algunas colonias de ultramar y se establecieron una serie de marcas postales que permitían identificar la procedencia y la recepción, las tarifas a pagar y facilitar la manipulación de los bultos por el correo.
Una importante marca postal** que identifica este servicio fue: Correo Marítimo y el número, que variaba de 1 al 8, en dependencia del viaje del vapor correo.
Sin embargo, se conoce una singular y única carta dirigida a Remedios con el cuño de Correo Marítimo No 9, de gran valía filatélica, motivo por el cual se representa  en el sello de 10 centavos, de la emisión Las 7 Maravillas de la Filatelia Cubana.
Para saber más
*WIFI: Mecanismo de conexión de dispositivos electrónicos de forma inalámbricas, mediante los cuales se puede acceder a las redes sociales como facebook, twiter, you tube, entre otras.
** Marca postal: Toda señal realizada en cualquier tipo de correspondencia, a través de cuños metálicos o de goma. Puede usarse el término marcas prefilatélicas cuando se refiere específicamente a éstos cuños utilizados con anterioridad a la aparición de los sellos de correo, indicando procedencia, porteo y otros.

Fotos: Cortesía de Marta Macías Pérez (Especialista del Museo Postal Cubano José Luis Guerra Aguiar).
Fotos: Cortesía de Marta Macías Pérez (Especialista del Museo Postal Cubano José Luis Guerra Aguiar).
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 347863
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M