Miércoles, 19 de Septiembre de 2018 - 6:31 pm

La Filatelia cubana tiene ya sus 7 maravillas (V)

Ud. votó 2. Total de votos: 7
Vota por este contenido.
Publicado: 
Lunes, 4 Enero 2016
Cubierta circulada

CAMAGÜEY TUVO SUS PROPIOS SELLOS DE CORREOS.

Hemos estado recorriendo la historia del correo en Cuba y en esta ocasión nos detendremos en un típico suceso postal, ocurrido en una legendaria región del oriente cubano.
La ciudad de Puerto Príncipe, en la actualidad provincia de Camagüey, fue ocupada el 24 de noviembre de 1898  por tropas interventoras norteamericanas al finalizar la guerra cubano-hispana-americana.
Esto trajo como consecuencias, medidas económicas con el objetivo de rescatar para el gobierno de ocupación, los ingresos que por distintas razones obtenía todavía el Banco Español de la Isla de Cuba, lo que beneficiaba a la ex metrópoli española, entre ellos se encontraba lo recaudado por concepto de tasas postales, ya que los sellos de correos que se empleaban eran los pertenecientes a la última emisión de la dominación española.
O sea, hasta  esa  fecha se franqueaba la correspondencia con sellos españoles, exceptuando las estaciones militares en las que se que utilizaban sellos estadounidenses.
Como no se recibieron a tiempo las estampillas norteamericanas fue necesario  cambiar  el  valor  facial  de milésimas de pesos por centavos de dólar norteamericano a algunas emisiones españolas de los años 1896-98 (tipos Pelón e Infante que muestran el rostro del Rey Alfonso XIII).
Se habilitaron desde el 9 de diciembre de 1898 hasta el 11 de enero de 1899, en cinco tiradas diferentes. Sólo circularon en Puerto Príncipe,  Minas, Nuevitas y Santa Cruz del Sur.
El uso de estos sellos de correos habilitados, conocidos como Puerto Príncipe, fue corto.
No obstante los coleccionistas estudian las múltiples falsificaciones postales y filatélicas* de las que fue objeto. Ya para el 20 de enero de 1899 se contaba con la emisión confeccionada por los Estados Unidos para uso general en toda la Isla, nombrada Alegorías Cubanas.
José Luis Guerra Aguiar, destacado investigador de la historia postal cubana, en una de sus disímiles publicaciones refería: “La emisión de los HABILITADOS DE PUERTO PRÍNCIPE, es sin duda  alguna una de las más interesantes de las emisiones postales cubanas, por la forma cómo se realizó, el poco tiempo que estuvo vigente y la pequeña cantidad de sellos que se emitieron”.
Indiscutiblemente esta emisión está acompañada de un gran enigma, dada su rareza y escasez.  De ahí que quedara seleccionada dentro de las “7 Maravillas de la Filatelia** Cubana”, ilustrando el valor de 75 centavos, donde se muestra una carta, considerada pieza única, dirigida a Nueva York, franqueada con dos sellos en pareja habilitados para 5 cent sobre 4 milésimas de peso, correspondiente a la quinta tirada.
Además, una vista de Nuestra Señora de la Merced (1748), considerada  una de las Iglesias señoriales de América Latina, que se erige testigo de acontecimientos históricos en la ciudad de Camagüey.
Para saber más:
*FALSO: Sello producido que imita a uno auténtico, para defraudar al Estado (Falso Postal) o al filatelista (Falso Filatélico).
**FILATELIA: Afición al coleccionismo y a estudio de los sellos de correos y demás efectos postales, en todas sus variantes y especialidades.
 

Carta, considerada pieza única, dirigida a Nueva York, franqueada con dos sellos en pareja habilitados para 5 cent sobre 4 milésimas de peso, correspondiente a la quinta tirada.
Carta, considerada pieza única, dirigida a Nueva York, franqueada con dos sellos en pareja habilitados para 5 cent sobre 4 milésimas de peso, correspondiente a la quinta tirada.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 328999
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M