Sábado, 17 de Noviembre de 2018 - 5:59 am

La Filatelia cubana tiene ya sus 7 maravillas (VI).

Total de votos: 14
Vota por este contenido.
Publicado: 
Lunes, 4 Enero 2016
Imágenes: 
Odalys López Baños. Especialista del Museo Postal Cubano José Luis Guerra Aguiar
Emitido en 1874 un sello por valor de 10 centavos, de color verde que llevaba en el centro la imagen del escudo cubano, los que se utilizaron para franquear la correspondencia enviada desde territorio liberado por los mambises, hasta que terminó la guerra en 1878.

EL CORREO EN LOS CAMPOS DE CUBA LIBRE.

Continuamos de recorrido por nuestra historia nacional y también por el territorio camagüeyano, en la región oriental del país.
Cuando hablamos de las guerras de independencia iniciadas en octubre de 1868, nos ubicamos en la región oriental y sabemos que poco a poco se va extendiendo la contienda hacia Camaguey y Las Villas, cuando las fuerzas insurrectas van haciendo fuertes en estas localidades.
Esos datos nos son conocidos, pero pocas veces se habla de que en los territorios liberados por los mambises había funcionado de forma eficiente, un sistema de correos.
Se encomendó al camagüeyano Vicente Mora Pera toda la organización de las comunicaciones. Tarea que logró cumplir, aprovechando las propias vías organizadas por los españoles. Gracias a la redacción de leyes y reglamentos para el sistema de correos, a partir de información aportada por Mora Pera fue posible perfeccionar el servicio.
Como premio a la labor organizativa y a los servicios prestados a la causa cubana, fue nombrado DIRECTOR GENERAL DE CORREOS DEL ESTADO DE CAMAGUEY, designación que fue confirmada posteriormente por el gobierno de la República en Armas, convirtiéndose en el primer funcionario postal que existió en los campos del movimiento independentista cubano.
A finales de 1870, Mora también se dedica a organizar los correos de la zona de Las Tunas, en Oriente, pero fallece el 22 de abril de 1871, al deteriorarse su salud debido a la intensa labor y dedicación con que se entregó a la misión encomendada.
Para el transporte de la correspondencia se utilizaban mensajeros, que podían ir a pie o a caballo, advertidos de la importancia de la misión y del estricto control que debían tener sobre el mensaje que trasladaban, evitando que pudieran ser capturados por el enemigo.
De ahí la importancia de contar con documentos de aquella época, únicos e irrepetibles testigos que engrandecen nuestra historia postal, muchos de los cuales se conservan y exhiben en el Museo Postal Cubano.
Para regular ese servicio de correos, se emitió en 1874 un sello por valor de 10 centavos, de color verde que llevaba en el centro la imagen del escudo cubano, los que se utilizaron para franquear la correspondencia enviada desde territorio liberado por los mambises, hasta que terminó la guerra en 1878.                                 
Años después, el sistema de correos estructurado por Mora, se tuvo en cuenta en los preparativos de la “Guerra necesaria”, la que se iniciaría en febrero de 1895. También se emitió una serie de sellos con diseño similar al de 1874 (variando el valor facial y los colores), los que además se empleaban en la recaudación de fondos para la guerra.
De aquella etapa emancipadora, en el Museo Postal Cubano también puedes apreciar los cuños personales de Máximo Gómez y Antonio Maceo, así como un cancelador utilizado por el correo insurrecto.
El tema que ampliamos hoy, está recogido en la emisión “7 maravillas de la Filatelia Cubana”, al mostrar en la estampilla de 65 centavos un sobre circulado por el correo mambí y una ilustración que ejemplifica cómo fue la vida en campaña en el siglo XIX cubano.
Nos hemos acercado a una temática investigada por filatelistas y recreada por nuestros diseñadores, también en sobres de primer día* y tarjetas postales**, entre otras.
Podrás obtener más informaciones, si visitas el Museo Postal Cubano, situado en la planta baja del Ministerio de Comunicaciones, en La Habana. Conocimientos que te aseguramos, serán muy útiles en tus estudios. ¡Te esperamos!
Para saber más:
*SOBRE DE PRIMER DIA: Sobre con un diseño especial alusivo, en el que están colocados los sellos de una emisión y son cancelados con un matasellos especial, con la fecha del primer día de circulación.
**TARJETA POSTAL: Rectángulo de cartón o cartulina, con ilustración, que se usa para remitir mensajes breves por correo y que goza de una tarifa preferencial si es enviada sin el sobre.
 

Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 467831
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M