Lunes, 24 de Septiembre de 2018 - 9:52 pm

Laura: testimonio de una madre adolescente

Ud. votó 4. Total de votos: 27
Vota por este contenido.
Publicado: 
Lunes, 23 Marzo 2015
Por: 
Katina Herrera Ponce
Katina Herrera Ponce
Imágenes: 
Saroal
Ilustración: Saroal.

Laura era una muchacha como cualquier otra hasta el día que le dijeron que estaba embarazada. Con solo quince años tuvo un bebé. Ella nos cuenta sobre las dificultades durante su embarazo, lo que pasó con su familia y cómo ha podido seguir adelante. También nos regala un mensaje lleno de enseñanzas. Pongo en tus manos su historia, ojalá te sirva para reflexionar. Esperamos tus opiniones.

Cursaba el 9no. grado, cuando una tarde de regreso a casa, mi novio me pidió que me fuera a vivir con él. Llevábamos juntos cuatro meses, los mismos más o menos del curso, pues nos empatamos en septiembre. Él estudiaba en 1er. año de técnico medio en Electricidad y vivía solo con su mamá, pero no la soportaba, por eso quería tener mi compañía. Yo no lo pensé, me gustaba mucho y me dejé llevar.
Cuando llegué a mi casa enfrenté a mi mamá y le conté todo, a ella y a mi hermano, con quienes vivo. Mi mamá lloró desesperadamente, habló mucho conmigo, trató de convencerme para que no lo hiciera, pero fue en vano, yo estaba entusiasmada y no le hice caso.
No habían pasado tres meses y ya estaba embarazada. Ahí empezaron mis miedos, mis angustias, mis temores, pues para mí esto era totalmente nuevo y no sabía qué podía enfrentar más adelante. Quería estar al lado de mi mamá, pero él no me dejaba. Tampoco me acompañaba a mis chequeos médicos, con la excusa de no poder faltar a su escuela, pero sé que me engañaba.
Llegó la hora del parto y, a pesar de los orgullos, mi mamá no me dejó sola. Se me presentó inicio de preeclampsia, pero los doctores me ayudaron mucho y no se separaron de mí hasta que me encontré fuera de peligro. Desde el momento que tuve a mi hijo la vida es otra, estoy envuelta en pañales y cuento con muy pocas amigas.
Mi novio cambió mucho más, se tiró a la calle y nunca fue responsable conmigo ni con el bebé. Me golpeaba cuando le reclamaba para que me ayudara y yo decidí dejarlo definitivamente y regresar a mi casa, de donde nunca tuve que haberme ido. Por suerte pude terminar el 9no. grado y quisiera seguir estudiando, pero todo ahora debe esperar.
A veces quiero salir con mis amigas, ir a fiestas como todas las muchachas de mi edad, pero no puedo hacerlo por mi nueva responsabilidad. Mi mamá y mi hermano me han ayudado mucho, pero yo aprendí a no ser esa niña malcriada y entonces entiendo mis limitaciones. A chicas adolescentes que tienen novio y cursan sus estudios les recomendaría que se comuniquen mucho con sus padres, que los escuchen, que no se apuren para iniciar las relaciones sexuales y, si las tienen, que usen algún método anticonceptivo y, aun así, que no se confíen y que elijan bien con quién tenerlas y que no lo hagan por entusiasmo. A pesar de que ya es tarde para arrepentimientos, no es algo que debió haber pasado.
Mi vida cambió completamente, esta situación me hizo crecer a la fuerza. Adoro a mi hijo, pero sigo pensando que esto debe ser planificado para más adelante en la vida.
 

Comentarios

Un hijo es una responsabilidad muy grande, exhorto a todas las adolescentes que disfruten esta etapa.

Opino que debemos empezar las relaciones sexuales un poco más adelante en el momento adecuado, no quemando etapas y si ya tenemos relaciones sexuales, protegernos con métodos anticonceptivos y así evitar los embarazos no deseados.

Estuvo muy mal por parte del novio haberle hecho eso después que le dijo que se fuera a vivir con él para su casa, pues vimos cómo era maltratada y por las cosas que tuvo que pasar ella por irse de su casa, a pesar de que él no se hizo cargo de su hijo, y por parte de ella, sabemos que es adolescente y los adolescentes a veces hacemos cosas de la que nos podemos arrepentir algún día, pero esa fue una irresponsabilidad y inmadurez de ella, pues, ellos no llevaban ni 6 meses de relación y se fue de su casa para vivir con él y no llego ni a los 4 meses de vivir con él y se embarazo, por eso tenemos que pensar antes de hacer o tomar algunas decisiones que no están en nuestras manos o respetar las decisiones de nuestros padres que ellos lo que buscan o hacen es por nuestro bien .

No tenemos un reloj que nos diga es el tiempo de iniciar las relaciones, pero de nosotras depende determinar si estamos preparadas o no para nuestra primera vez. Hay que protegerse no solo del embarazo, sino de las ITS y el VIH y confiar mucho en la familia que siempre estan con nosotros.

A esa edad se es muy inocente e inmaduro para siquiera tener pareja. Por suerte la que yo tuve permaneció conmigo tres años... Escuchen siempre a sus mayores. Ellos sólo desean nuestro bien. Nunca dejen de lado a la familia por ir detrás de una pareja no confiable: No todos los Cuentos de hadas tienen un Final Feliz!!!!

Páginas

Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 345108
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M