Martes, 25 de Septiembre de 2018 - 9:02 am

Mariana Grajales: Fuego inextinguible y raíz del alma

Total de votos: 15
Vota por este contenido.
Publicado: 
Lunes, 26 Diciembre 2016
Imágenes: 
Archivo Web
Mariana Grajales Cuello, madre de los Maceo.

Mariana Grajales Cuello, madre de los Maceo, fue inmensa, no solo porque gestara héroes, sino también porque educó a sus hijos para que tomaran la senda que condujera a la libertad de Cuba. Desde el hogar, constituyó ejemplo inigualable como ser humana en un escenario totalmente adverso. Deviene paradigma de la mujer cubana y latinoamericana.  Nació en Santiago de Cuba,Oriente, el 12 de julio de 1815. De padres dominicanos: José Grajales y Teresa Cuello, Mariana fue
inscrita en el libro de bautismo de la parroquia santiaguera de Santo Tomás, en el actual centro histórico de la Ciudad Heroica. Era una familia de campesinos, aunque poseían una casa en la ciudad santiaguera, según la Master en Ciencias Edelmira Rodríguez Portal.

“No de clase pobre como seha dado en presentar, porque tenían tres fincas: Eran arrieros porque era la únicaforma de transportar el café y los otros productos agrícolas desde zonas intrincadas hacia la ciudad”, aclaró la investigadora. Mariana distinguió por supapel en la lucha por la independenciade Cuba a la que entregó, con amor de madre y orgullo de patriota, a todos loshijos. Procedía de una familia mulata libre, que no había sufrido la esclavitud. Su instrucción secorrespondía como familia negra y mulata libres con independencia económica. La familia fue creciendo: José, Rafael, Miguel, Julio, Tomás y Marcos Maceo Grajales, a quienes sesumaron tres hembras: Baldomera, Dominga y María Dolores Maceo Grajales.

El 12 de octubre de 1868, ante la noticia del levantamiento armado de Carlos Manuel de Céspedes y el grupo de patriotas que le secundaron, se incorporaron a la lucha Antonio, Joséy Justo que marcharon hacia Ti Arriba, mientras que Mariana rebosando de alegría hace jurar a sus hijos de rodillas y frente a un crucifijo de Cristo…"Juremos libertar a la Patria o morir por ella". De los Maceo, el primero en derramarla sangre fue Marcos, el esposo de Marina, quien con grado de sargento cayó enel combate de San Agustín de Aguarás el 14 de mayo de 1869. 

Al finalizar  la Guerra de 1968 a Mariana solamente le quedaban cuatro hijos varones: Antonio, José, Tomás y Marcos, quienes sobrevivieron con sus cuerpos llenos de cicatrices, mientras que Baldomera y Dominga también se incorporaron a la contienda en hospitales de campaña. Consta en la historia que araíz de haber recibido Antonio Maceo su primera
herida de guerra en el combatede Armonía el 20 de mayo de 1869, le dijo a su hijo más pequeño, Marcos: 
“Empínate, que ya es hora de que pelees por tu patria como tus hermanos”. Los Maceo-Grajales fueron héroes en la lucha por la independencia de Cuba. Antonio no solo se distinguió en la Isla sino también en otras naciones, precisa Edelmira Rodríguez Portal, profesora de historia de la Universidad de Camagüey, Ignacio Agramonte. Se convierte en una personalidad de talla antillana y hasta continental. En su bregar por distintos países de la región dejo sus huellas. Llegó a ser una figura importante en Honduras y ostento los grados de General de División del Ejército de ese país.

Mariana, madre incuestionable, personifica a las cubanas que se incorporaron a la manigua redentora con una avanzada. Curó heridos en hospitales de campaña. El apostó por la independenciade Cuba, José Martí apuntó: ¿Qué había en esta mujer,qué epopeya y misterio había en esa humilde mujer, qué santidad y unción huboen su seno de madre, qué decoro y grandeza hubo en su sencilla vida, que cuandose escribe de ella como de la raíz del alma con serenidad de hijo, y como de entrañable efecto? Así queda en la historia, sonriendo al acabar su vida,rodeada de los varones que pelearon por su país, criando a sus nietos para que peleen”. Mariana estimuló la rebeldíade Antonio en su histórica Protesta de Baraguá el 15 de marzo de 1895. En la formación de Antonio Maceo y de todos sus hijos influyó esta amable mujer con su ejemplo, quien solo salió de Cuba obligada por las circunstancias adversas generadas tras el Pacto del Zanjón. El propio Antonio, preparóel viaja hacia Jamaica de Mariana ante el peligro de detención por parte del ejército colonialista. Precisan los historiadores que en mayo de 1879 embarcaba al exilio acompañada por María Cabrales, en un barco de bandera francesa. Con el dolor en el corazón por la muerte de varios sus hijos: de Justo por fusilamiento; de Julio en el combate de San Miguel; la deportación en Chafarinas, de Rafael, donde moriría tuberculoso y la muerte, también en la guerra, del esposo, Marcos Maceo.

Mariana Grajales Cuello Murió en el exilio el 27 de noviembre de 1893 a los 78 años. Sus restos llegaron a Cuba al
anochecer del día 23 de marzo de 1923, abordo del cañonero “Baire”.  La tarde del día 24 la urna fueconducida al cementerio Santa Ifigenia. Actualmente descansa junto a Dominga Maceo y María Cabrales en el cementerio Santa Ifigenia.

Escribió José Martí al conocer que había muerto, Doña Mariana, madre de los Maceo y de los cubanos: “Es la mujer
que más ha conmovido mi corazón". Edelmira Rodríguez Portal, profesora de la Universidad de Camagüey, Ignacio Agramonte instó a estimular entre los niños, adolescentes y jóvenes ese amor a la historia, a verla como una raigambre que nos hace patriotas, ciudadanos y preferir el sacrificio que a ir a buscar sueños que no nos pertenecen, en lugar de construir nuestros propios sueños como hicieron esos hombres y mujeres que dedicaron la vida a construir una utopía. A decir del creador delPartido Revolucionario Cubano y organizador de la Guerra del 95, José Martí, la patriota cubana Mariana Grajales Cuello.
 

Plaza Mayor General Antonio Maceo en Santiago de Cuba.
Santiago de Cuba, centro histórico
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 347057
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M