Domingo, 23 de Septiembre de 2018 - 7:47 pm

Mi libro de cabecera

Ud. votó 4. Total de votos: 15
Vota por este contenido.
Publicado: 
Martes, 10 Marzo 2015
Por: 
Colaboración Periodistas de Pionero
Colaboración Periodistas de Pionero
Opinión de Laritza Bacallao, cantante.

Mi libro de cabecera: El Guerrero de la luz, de Paulo Coelho. Lo placentero de un libro es que hace volar la imaginación y para mí, en lo personal, una buena lectura hace olvidar por un rato todos los problemas que pueden existir en ese momento. Además de todo lo que puedes aprender leyendo un buen libro, eso se agradece. Laritza Bacallao, cantante

Mis libros de cabecera van variando, pero siempre hay alguno de poesía. La lectura satisface mis deseos de saber. Alden Knight, actor. Mi libro de cabecera es La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera. Pienso que la utilidad o lo placentero está en la satisfacción personal de cada individuo, hasta donde necesite tener un espacio personal en el cual solo coexisten el libro y tú. Es una especie de viaje donde él es el único cómplice de ese recorrido —una vez inmerso en ello, no habrá universo posible que nos detenga. Blanca Rosa Blanco, actriz.

Creo que leer estimula el razonamiento, la creatividad, la imaginación y la memoria, como el gimnasio ejercita los músculos, la lectura es el gimnasio del cerebro, una fuente inagotable de conocimiento y aprendizaje. La lectura nos permite conocer y comprender mejor el mundo en el que nos desenvolvemos e interactuamos con nuestros semejantes. Además, el proceso de lectura refuerza y desarrolla otras tareas del aprendizaje, por ejemplo, la ortografía, la redacción y el vocabulario. Prefiero los libros de historia, en especial la historia de Cuba, y de poesías. No tengo libro de cabecera, me gusta leer a Martí, sus cartas, sus poemas y frases. El Apóstol es una fuente inagotable de sabiduría, y no basta con leer una sola vez el mismo texto, si lo relees descubres cosas nuevas que no viste en una primera lectura. Milton Bernal Castro, pintor.

Creo que siempre ha habido más de un libro cerca de mí en el momento que ya me dispongo a ¿descansar? Sí, una pregunta, pues siento que muchas veces vivo en vela y doy poco tiempo al reposo. Desde niño he tenido libros a la mano para cada hora del día, pero me sería muy difícil —y resultaría harto desleal con unos y favorecedor hacia otros —decir cuáles han sido mis libros preferidos. Varían según la edad, época, el gusto. Durante años, siendo pequeño, tuve en cama un gran volumen en papel Biblia de Cuentos Completos, de Hans Christian Andersen. Luego, libros de aventuras, de misterio, y cuando fui creciendo, poesía. Pese a ser un narrador inveterado, me fascinan los buenos libros de poesía. Creo que la lectura ha hecho diferente mi vida, que es un hábito del que se puede prescindir —pues alguien no va a morir porque deje de leer y se dedique más a la música o al deporte—, pero sí que le abre a uno un mundo de posibilidades, de instrucción y sobre todo, de emociones. Leer para mí es emocionarme. Lamentablemente, cuando uno ha leído mucho, llega el día en que ya cuesta encontrar libros que de verdad le estremezcan, le abofeteen por su calidad, argumento original, estilo e historia. Ocurre pocas veces. Entonces, cuando se da el milagro, el lector se siente revindicado y hace de ese, su libro preferido, su libro de cabecera.
Enrique Pérez Díaz, escritor.

Los libros son la principal fuente del saber. No solo permiten aumentar nuestros conocimientos, sino que complementan nuestras vivencias con las experiencias de grandes personajes, el verbo de los grandes escritores y los conocimientos de grandes pensadores. En mi caso, además, es una fuente de estudio para mi profesión y una vía para comunicarme con un amplio público para divulgar los valores de la flora cubana y la importancia de su conservación. Generalmente, además de los libros vinculados a mi profesión, leo libros históricos, épicos, biografías de personajes importantes de la historia universal, de los exploradores y naturalistas más importantes. La biografía de Marco Polo, titulada El Viajero, de Gary Jennings, siempre me acompaña. Me gusta el ansia de saber y el espíritu de seguir adelante de ese gran explorador, a pesar de las dificultades. Alejandro Palmarola, Investigador

Tengo muchos libros que me gustan, ahora mismo puedo preferir algún título y mañana tener otro. Para mí los libros, como las canciones, van con el estado de ánimo; en realidad no hay nada preferido eternamente, pero sí hay libros, canciones, frases y hasta obras de teatro que marcan una parte de la vida, si escojo uno es El amor en los tiempos del cólera. Pienso que la lectura estimula el lenguaje y la imaginación, dos cosas muy importantes en el desarrollo de las personas, además de lo agradable que es leer un libro que desarrolle emociones y te haga reír, llorar y reflexionar. Por eso creo en la lectura como algo que no se debe dejar de vivir. Adrián Berazaín, cantautor.

Divertimentos, de Eliseo Diego; y Rayuela, de Julio Cortázar. Para mí, leer es la posibilidad de soñar, de imaginar vidas y descubrir mundos... Según el escritor español Enrique Jardiel Poncela: “No hay mejor fragata que un libro para llevarnos a tierras lejanas”. Ernesto Fiallo, director.

Opinión de Alden Knight, actor.
Opinión de Alden Knight, actor.
Opinión de Blanca Rosa Blanco, actriz.
Opinión de Blanca Rosa Blanco, actriz.

Comentarios

Hola laritza espewro que tu libro sea un exito.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 341681
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M