Miércoles, 14 de Noviembre de 2018 - 3:38 pm

Mision Videojuego (Nivel II) Objetivo: ¿Juegos hechos en Cuba?

Total de votos: 6
Vota por este contenido.
Publicado: 
Viernes, 12 Septiembre 2014
Por: 
Antonio López Sánchez
Antonio López Sánchez

En los bajos de la pantalla, mi barra de salud parpadea intermitente. Aunque logré superar el primer nivel, me he demorado un poco en esta segunda parte de la misión. A la derecha de mi visor, un pequeño texto recuerda en letras rojas mis objetivos. Esta vez, debo averiguar todo lo que pueda acerca de la producción de videojuegos en Cuba. Por suerte, los aliados aparecen y de inmediato mi puntuación empieza a subir. En una habitación segura, protegidos de cualquier posible ataque, mis dos entrevistados me ayudan en esta tarea.

Se trata de Jorge Luis Rosell, especialista principal del Grupo de Estudios de Videojuegos y Materiales Audiovisuales (EVIMA), con sede en el Palacio Central de Computación, en La Habana, y de Wendy Wong Iglesias, la especialista general del propio Grupo EVIMA. Con ellos vamos a enterarnos
de todo lo relacionado con la creación de videojuegos en nuestro país.

Dicho así parece muy fácil. Pero, primero ¿cómo se hace un videojuego? ¿Es sencillo? ¿Lo puede hacer una sola persona? Jorge coopera para elevar mi puntuación con su respuesta.

El proceso, más o menos, es el siguiente. Se propone una idea, a partir de una obra literaria, de un personaje, o de un argumento determinado. De esa tormenta de ideas se decide entonces qué hacer. Se determina un argumento, el porqué de la necesidad de ese juego y cómo empieza y termina la historia de forma general. Luego se establece un guion literario. Allí se explican las características de los personajes, su apariencia, se deciden los vestuarios, las tipografías, los ambientes, la vista en pantalla, lo que ocurre en el juego. Luego se hace un guion técnico. En este paso hay que ir narrando escena por escena, detallando qué es lo que ocurre en cada una. O sea, cuántos enemigos aparecen, qué menús habrá en cada momento, qué acciones se pueden hacer, cómo se van a mover los protagonistas, cómo se vincula cada escena con la otra, en fin…

Luego de estos pasos, me cuentan, viene una parte donde los técnicos, a partir de metodologías nacionales, hacen una documentación para respaldar lo hecho.

En esos documentos se narra todo lo que pasará en el juego. En especial, las acciones que debe hacer el futuro jugador y la respuesta que debe generar la computadora a esas acciones. Así el programador ya sabe que cuando se ejecuta determinada orden desde el teclado o el mouse, la máquina debe estar programada para ofrecer determinada respuesta. Su trabajo entonces consiste en elaborar la secuencia que haga posible todas esas acciones. Por otro lado, los diseñadores van montando los escenarios, los ambientes, la concatenación de los lugares.

Más tarde el juego se somete a una serie de pruebas. El control de la calidad se asegura de que todo funcione, de que cada orden se ejecute correctamente, de que los ambientes y acciones fluyan como es debido, de rectificar. Ese proceso puede demorar hasta cuatro años, según la complejidad del juego. En Cuba todavía estamos aprendiendo. Pero ya esos esfuerzos empiezan a dar fruto.

Por terminar la misión monto a mis entrevistados en la máquina de sueños. ¿Hasta dónde quisieran llegar en este empeño? Aunque es Jorge quien contesta, los dos firman con igual deseo la respuesta:

Todavía estamos en medio de un gran aprendizaje. Con resultados, pero aprendiendo, aunque ya ese trabajo trae sus primeros resultados, en esos juegos que ya hemos hecho. Para hacer buenos productos, necesitamos mejores condiciones técnicas. En la medida en que tengamos mejores condiciones, podremos entonces lograr mejores resultados. No estamos conformes, necesitamos seguir creciendo y produciendo más. Queremos llegar a demostrar, a quienes han depositado su confianza en nosotros y en este trabajo, pero en especial al público cubano, que en nuestro país pueden hacerse buenos videojuegos. Aquí hay talento y personas capacitadas para hacerlo. Producir aquí ese juego que todos quieran, que desplace a los demás, que las personas lo quieran, ese es el sueño. Hasta ahí quisiéramos llegar. Y seguir…

Mi visor pestañea alegremente. Mi objetivo ha sido cumplido. Agradezco a mis entrevistados y regreso a la realidad. Por lo pronto, y con muchos deseos de alcanzar el más alto nivel, ya los videojuegos hechos en Cuba están ganando terreno.

VIDEOJUEGOS CUBANOS YA DISPONIBLES

Beisbolito. Un juego de mesa. Además de las jugadas habituales de la pelota, también incluye resolver diferentes operaciones matemáticas, de suma y resta. Está hecho para los niños más pequeños, de los primeros grados.

Gesta final. Un juego de combate, con cinco misiones, que se desarrolla durante la Guerra de Liberación, del año 56 al 59, y va recreando la historia de algunas de las acciones militares desde el desembarco del Granma hasta el triunfo de la Revolución. El jugador participa como un rebelde más.

VIDEOJUEGOS EN PRODUCCIÓN

Bumbots. Es un juego de habilidades, de laberintos. Se recorren varios mundos con ambientes diversos, y en cada uno aparecen diferentes obstáculos. Entre otros recursos, se utilizan minas para abrirse paso, combatir o liberar aliados. (En fase de revisión).

Capitán Plin. En este caso es una plataforma, un juego de aventuras. Cuenta toda la historia del nacimiento del gato Plin y trata de las luchas por liberar la Isla del Coco de las atrocidades de las ratas piratas de Rui La Pestex. Hay otros personajes que se incorporan, como la gata Fénix o varios amigos de Plin, y en determinados momentos también se puede jugar con ellos. (En producción).
A jugar. Un compendio de varios juegos de escritorio, con rompecabezas, parchís, damas chinas, cuquitas, y otros muchos. (Terminado. Se está implementando su distribución para hacerlo llegar al público).

Comando Pintura. Juego basado en el conocido Paint Ball. El reto es tener mejor puntería, mejor capacidad de reacción, más rapidez que tu rival para poder disparar primero. ¿Los proyectiles? Bolas de pintura. Se puede jugar en red. (En producción).

Fernanda. Un juego que tendrá como protagonista a la sagaz detective y que traerá nuevos y enigmáticos casos para resolver. (En producción).

Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 457902
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M