Martes, 13 de Noviembre de 2018 - 1:46 am

Nuestros chicos dorados

Total de votos: 13
Vota por este contenido.
Publicado: 
Jueves, 19 Marzo 2015
Imágenes: 
Cortesía del entrevistado
Medallas de oro y Campeones Mundiales en la categoría sub quince años.

Mazatlán, estadio Teodoro Mariscal, Sinaloa, México. —Vamos, muchachos que ya en la fase clasificatoria les vencimos y por abultado marcador, así que ahora acabaremos con ellos de nuevo. Además, ¡fíjense qué mal están: pusieron a lanzarnos al mismo pitcher que ya derrotamos! y eso que pichó ayer para salvar el juego que les trajo a esta final. Aquí no habrá más campeón que nuestra selección, dijo a sus pupilos el director técnico del conjunto norteamericano, convencido de que sus palabras eran una verdad a punto de consumarse.

Sin embargo, pasaba por alto que el equipo que volvería a estar frente a los norteños era el de Cuba, y eso, señores, es algo para respetar. Tanto fue así que el bueno, el decisivo, lo conquistaron los cubanos —seis anotaciones por tres— para alzarse con las medallas de oro y con el título de Campeones Mundiales en la categoría sub quince años.

Justamente el lanzador mayabequense Adrián Morejón García resultó el Jugador más valioso del torneo, y en el Todos Estrellas fueron incluidos tres criollos más: el tercera base, Miguel Antonio Vargas; el jardinero, Lázaro Armenteros —ambos de La Habana—, y el segunda, Ariel Díaz, de Villa Clara. Por supuesto, en este cuadro de honor pudo perfectamente estar también el inicialista holguinero Ernesto Martínez Martínez, pues como en su momento manifestó Noel Guerra, director general de este equipo Cuba: Sobresalió en primera base, terminó con el mejor promedio ofensivo en su posición 436 (39-17) y estuvo bien a la defensa. Todavía no me explico por qué fue elegido el estadounidense Alejandro Toral, el cual bateó por debajo de Ernesto como lo revelan los numeritos: 417 (24-10, 6CI).

Por lo demás estoy muy feliz con la actuación de mis muchachos, quienes pasaron de subcampeones en la primera Copa, a monarcas de esta, añadió el mentor cubano.

A nombre de los campeones mundiales

Estoy desde los seis años jugando béisbol. Comencé aquí en el estadio 8 de Noviembre, de Melena del Sur y mis padres me han apoyado incondicionalmente. Por supuesto, también me aconsejan. Era pequeño yo cuando me convertí en industrialista. Siempre me ha gustado el equipo azul y quiero que gane. Tengo a Yulieski Gourriel como mi jugador preferido, y a Changa Mederos como el lanzador. Me gustaría llegar a ser un buen pitcher y defender los colores de mi país como hice esta vez.

No olvido que mi primer enfrentamiento ante Estados Unidos lo perdí diez a dos, pero supe desquitarme de la derrota y con la ayuda ofensiva de mis compañeros los vencimos en el que decidía el oro. Estoy bien contento con ello. Es el tercer equipo Cuba que integro, pues a los diez años fui a Venezuela y a los doce estuve en Taipei de China, donde no solo lancé par de juegos y los gané, sino, que bateé bien. Adrián Morejón García (lanzador).

Yulieski y Eduardo Paret son mis jugadores preferidos. Quisiera convertirme en un buen pelotero, llegar a hacer el equipo Cuba de mayores y jugar el Clásico Mundial. Era muy pequeño cuando mi papá me llevaba al estadio Sandino a ver los partidos de pelota. Fue así como me enamoré de este deporte que hoy es pasión en mí. Agradezco lo que soy a Quiqui, Manuel Guerra, así como a muchos otros profesores que han tenido que ver conmigo desde que empecé en las arenas del Natilla Jiménez, cuando cursaba el segundo grado.

Espero que Villa Clara quede entre los equipos finalistas de la 54 Serie Nacional. En cuanto a  nuestra actuación en el Mundial, al bate no estuve ni bien ni mal; lo cierto es que nos apoyamos unos a otros y en lo personal me dije: por aquí no pasa nada. Así fue, en la final no cometimos ningún error. Ariel Díaz Paret (segunda base).

Yo no escogí la pelota por ser hijo de Lázaro Vargas. Fue un vecino fanático a mi padre, quien le dijo a este que yo era bastante bueno para mi edad. Claro, él no se lo creyó y me llevó un día a la Ciudad Deportiva a comprobarlo. Así llegué al conjunto nueve-diez que resultó dos años campeón y en la segunda oportunidad quedé como el Más Valioso y campeón al bate, porque la primera vez jugué poco. Me gustaría ser pelotero integral de nuestra selección nacional y ayudar a los más pequeños a que jueguen mejor béisbol cada vez.

Mis preferidos son el equipo Industriales y los jugadores Rudy Reyes y Yulieski Gourriel. En esta serie. los azules, Matanzas, Artemisa con refuerzos y Pinar del Río son los que veo como finalistas.

En el mundial estuvimos presionados porque hubo un momento en que no sabíamos si clasificábamos o no, pero cuando EE.UU. le ganó a México y ya teníamos asegurado el segundo lugar del torneo, fuimos al partido final a divertirnos como nos pidió el entrenador. Ya en el juego, al mantenernos empatados por varias entradas nos dijimos que solo faltaba darle el impulso final y a partir del sexto inning salimos a darlo todo. Miguel Antonio Vargas (tercera base).

Japón será la sede del Tercer Mundial sub 15 años en el 2016, de modo que desde ya toca seleccionar y preparar muy bien a quienes defenderán la corona conquistada en buena lid.

Peloteros Campeones Mundiales en la categoría sub quince años.
Peloteros Campeones Mundiales en la categoría sub quince años.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 452261
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M