Martes, 25 de Septiembre de 2018 - 8:59 am

Oasis…en el Pabellón Cuba

Ud. votó 4. Total de votos: 11
Vota por este contenido.
Publicado: 
Lunes, 10 Agosto 2015
Por: 
Lucía Sanz Araujo
Lucía Sanz Araujo
Imágenes: 
Raimara García
Stand del Proyecto Alfibrarte Foto: Raimara García.

Por un instante, creemos estar en un verdadero paraíso, rodeados del verde de numerosas plantas donde abundan los helechos arborescentes y alguna que otra orquídea. Allí, señorean botellones, búcaros y vasijas de barro plenos del colorido del trópico. ¿Dónde estamos? En el Pabellón Cuba, en plena Rampa habanera. Estamos en el stand del Proyecto Alfibrarte.
Participante habitual de las principales muestras expositivas de la Artesanía cubana: Fiart, Arte en La Rampa, Arte para Mamá, organizadas por el Fondo Cubano de Bienes Culturales, el proyecto creado por Míriam Morales del Toro, destacada creadora, miembro de la Asociación Cubana de Artesanos y Artistas (ACAA), pone de manifiesto las altas cotas alcanzadas por el arte en la mayor de las Antillas.
Aunque nos tiene acostumbrados a sus propuestas donde aúna lo útil con lo bello, siempre logra sorprendernos. Poseedora de una inagotable imaginación, Míriam es capaz de transformar con sus manos el simple barro en piezas bellas, funcionales y logra algo bien difícil: un sello único.
Su paleta de colores es amplia, recurre a todos los del espectro -aunque en esta oportunidad predomina el naranja, el violeta y el verde-, pero también brinda tonos irisados, incorpora pátinas, logra degradaciones muy propias, asimismo, juega con las texturas.
Mas esta sencilla y a la par carismática mujer, posee un mérito que solo poseen los genuinos artistas: transmitir a los demás sus conocimientos, volcar sus afanes no solo en su obra. Es así como hace ya ocho años gestó el proyecto Alfibrarte el cual agrupa a una veintena de muchachas y muchachos, de la escuela primaria Clorinda Ruiz y la Secundaria Básica 14 de Junio, en el poblado de El Cano, en La Habana.
Míriam enseña a los estudiantes los secretos de la alfarería unida al uso de fibras naturales. Por eso, cada sábado, en la mañana, su casa-taller se llena de la alegría y el deseo de aprender de los más jóvenes. Estamos ante un vívido ejemplo de vinculación de una artista a su comunidad.
Alfibrarte -significa fibras naturales con arte- ha logrado en estos años no solo transmitir el amor por la cerámica y la alfarería sino algo muy importante: crear y formar valores, contribuir a la formación integral de adolescentes y jóvenes, y ahí estriba, en nuestro criterio su indiscutible mérito.

Stand del Proyecto Alfibrarte. Foto: Raimara García
Stand del Proyecto Alfibrarte. Foto: Raimara García
Stand del Proyecto Alfibrarte. Foto: Raimara García
Stand del Proyecto Alfibrarte. Foto: Raimara García
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 347015
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M