Viernes, 21 de Septiembre de 2018 - 11:51 pm

Oscar David quiere ser el mejor pitcher de Cuba

Total de votos: 14
Vota por este contenido.
Publicado: 
Lunes, 9 Noviembre 2015
Por: 
John Vila Acosta (Especial de la AIN para Pionero)
John Vila Acosta (Especial de la AIN para Pionero)
Oscar David con el uniforme del equipo Cuba.

A sus 12 años de edad Oscar David Piñera sueña con ser el mejor lanzador de Cuba y asegura que entrenamiento, sacrificio y voluntad son la clave para lograrlo.

El amor por el béisbol nació en él bien temprano, cuando su padre lo incitaba a ver las transmisiones televisivas de los más importantes torneos de la disciplina a nivel nacional e internacional.

Entonces, Oscarito supo que ese era su destino, y con la guía de sus progenitores y el apoyo de su abuelo Ángel Guillot, puso por vez primera los pies sobre un terreno de pelota, escenario que lo ve erigirse hoy día como uno de los principales talentos del pitcheo infantil en la mayor de Las Antillas.

“Mi primer entrenador fue Bárbaro Izquierdo, a quien debo mucho porque me inició como jugador y me aportó las herramientas básicas de juego en una etapa en que me desempeñaba como defensor de la primera base, relata el propio Piñera.

Luego proseguí mi desarrollo bajo la tutela de Manuel Sánchez, director técnico de la categoría sub-12, él descubrió mis condiciones como pitcher y me ayudó a explotarlas al máximo”, confiesa.

El zurdo, natural del municipio cabecera en la provincia de Matanzas, se destacó en dos campeonatos nacionales consecutivos, los cuales posibilitaron su incursión en la nómina del equipo Cuba al Tercer Campeonato Mundial para menores de 12 años.

“Fue muy impresionante lanzar en Taipéi de China ante rivales de tanto oficio como los japoneses, los estadounidenses y los locales, ellos cumplían las indicaciones al pie de la letra y eso me impactó”, revela el primer abridor antillano en la justa mundialista.

El cubanito lanzó en el torneo para efectividad de 1,24 carreras limpias por juego, promedio más sobresaliente entre los serpentineros del equipo y décimo puesto en la tabla general del certamen.

“Me gusta pedir la bola a la hora difícil cuando hace falta la victoria, lo hice tanto con la camiseta del conjunto de Matanzas como con el uniforme del team Cuba”, cuenta orgulloso este alumno de séptimo grado en la Escuela de Iniciación deportiva (EIDE) Luis Augusto Turcios Lima.

Alega que desde pequeño le enseñaron que un deportista no debe descuidar el estudio, porque el aprendizaje complementa al atleta, incluso lo hace mejor deportista y ser humano.

Por eso, se traslada todas las mañanas como un chico más por las calles de la llamada “Atenas de Cuba”, apurado por arribar al aula a sabiendas de que sus medallas se consiguen en el terreno de juego y en el pupitre... y Oscarito quiere medallas.

 

Comentarios

Oscar David con mucho trabajo, sacrificio, entrenamiento diario, estudiando mucho y siendo muy disciplinado, lograrás los objetivos que te propones. un beso grande de tu papá
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 336638
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M