Lunes, 24 de Septiembre de 2018 - 7:30 am

Pionero habla con Narciso Medina, bailarín y coreógrafo cubano

Ud. votó 1. Total de votos: 19
Vota por este contenido.
Publicado: 
Lunes, 5 Marzo 2018
Narciso Medina, bailarín y coreógrafo cubano. Actualmente divide su trabajo entre Tokio y La Habana, formando a jóvenes bailarines.

El destacado bailarín y coreógrafo cubano Narciso Medina se ha declarado fan de nuestra revista. Este afecto por Pionero viene desde el verano de 1971, cuando el entonces semanario publicaba la primera obra creativa de Narciso, su cuento: “La mariposita traviesa”.

Nunca sospecharía el artista que volvería a encontrarse entre las páginas de esta publicación como protagonista.
Invierno de 2017: Amanecer en Tokio, Japón; atardecer en La Habana, Cuba. Ahora casi todo acontece por internet, incluso, esta conversación, a la que nuestro invitado responde gentilmente.

Infancia y adolescencia. De Guantánamo a La Habana

“Nací en Guantánamo, en el barrio San Justo, al este de la ciudad. En ese tiempo, solo existía el plan de la calle, que cada julio y agosto esperaba con ansias por los eventos culturales y deportivos. Desde entonces se desataba mi pasión por el baile y el teatro. Jugaba con los amigos del barrio, empinábamos papalotes y nos íbamos al río.

Por otra parte, tenía una gran afición por la lectura, en particular por Pionero. A los siete u ocho años comencé a ayudar a mi tío en la agricultura, con el dinero que me pagaba cada sábado compraba el semanario. Eso era religioso; iba bien temprano al estanquillo que quedaba en la ciudad.

Me encantaban las historietas. Recortaba cada capítulo y lo pegaba en una libreta para confeccionar mi libro de aventuras, por eso no podía perderme ni un solo número. A los diez años escribí el cuento “La mariposita traviesa” y lo envié a Pionero. Para mi sorpresa salió publicado en el verano de 1971”.

Danza Contemporánea de Cuba

“Entré en Danza Contemporánea de Cuba (DCC) en 1981. Fue una gran escuela formadora en mi vida profesional; aprendí de los grandes maestros y tuve el privilegio de ser uno de los primeros bailarines. Allí comencé la carrera de coreógrafo
profesional. Creé Metamorfosis, mi primera obra; luego siguieron: Caverna mágica, Ante el espejo, Grano de oro y Génesis para un carnaval”.

La compañía

“Después de doce años en DCC fui invitado a impartir talleres coreográficos en Finlandia junto a otros cuatro bailarines. Luego, decidí hacer lo mismo en Cuba con jóvenes que no podían entrar en la Escuela Nacional de Arte. Surge así en 1993 mi compañía y academia de danza dirigida a la comunidad.

Experimenté nuevos conceptos de creación y técnicas como la del movimiento o gestos transitorios. Nos hemos presentado dentro y fuera de la Isla. Nuestro programa de trabajo incluye festivales como el de danza en video, concurso coreográfico para jóvenes bailarines y la temporada Caminos del Tiempo.

¿Un bailarín que hace coreografía o un coreógrafo que baila?
“Me fascina bailar, pero prefiero la creación porque darle vida a algo que antes no existía es impresionante. Todo lo que hago es de manera improvisada y lo disfruto sobremanera.Tengo mis obras filmadas, a ellas recurro de
vez en vez y descubro un mundo que a veces me sorprende”.

Nueva generación de bailarines en Cuba. Algunos consejos…

“La danza contemporánea necesita un sacrificio que no todo artista está dispuesto a enfrentar.
Hay que amarla mucho para dedicarle la vida. Todo ha cambiado, incluso el gusto de los espectadores. Otras manifestaciones como el ballet y el folklor han mantenido su fuerza de interés de los jóvenes, pero la danza contemporánea ha perdido ese encanto. Quizás sea algo pasajero y luego resurja.

La danza, además de ayudar al desarrollo corporal y de espíritu, brinda la oportunidad de encontrarse con el mundo. Hay que trabajar con el alma porque puede ser un camino de vida. Les aconsejaría que la estudiaran, comprendieran y se entregaran a ella con pasión. Yo soy un ejemplo, vine de la nada y a través de la danza he descubierto muchos
mundos. Ella no ha podido ser más generosa conmigo, por eso la sigo haciendo, amando y cuidando. Ustedes también pueden comenzar ese camino y ya verán que no miento”.
 
Fecha de nacimiento: 29 de octubre 1961

Lugar: Guantánamo. Reparto San Justo, calle de tierra, sin luz eléctrica, pero con un gran mundo interior.
Color: El rojo. Color de la sangre, del fuego y la energía. Todo necesario para crear, además de tener un poco de locura.
Comida: La sopa de pollo que me hacía mi madre cuando me veía muy cansado.
Obra preferida. Mi obra Metamorfosis.
Hobby: Leer y escribir.
Lo que más admira de una persona. El ingenio.
Lo que no toleras: el desinterés por los libros.
Lugar preferido de la ciudad: Los cafés.
 

Narciso Medina, bailarín y coreógrafo cubano
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 342899
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M