Domingo, 23 de Septiembre de 2018 - 11:38 pm

Por un mundo de paz y esperanza

Ud. votó 2. Total de votos: 22
Vota por este contenido.
Publicado: 
Lunes, 19 Febrero 2018
Por: 
Odalys López Baños. Espec. Museo Postal Cubano "José Luis Guerra Aguiar"
Imágenes: 
Odalys López Baños. Especialista del Museo Postal Cubano José Luis Guerra Aguiar
2010. Tarjeta Postal por el 95 Congreso Universal de Esperanto en La Habana.

Todo esfuerzo es poco para salvar el planeta que habitamos y para ello es necesario el entendimiento entre los hombres, este es un elemento que debe ser aprovechado al máximo, pues facilita el camino.
Concretamente nos referimos a la enorme dicha de poder contar con un idioma de comunicación universal creado con la finalidad de establecer relaciones armónicas entre los seres humanos que sientan vocación por la paz.
Con ese marcado objetivo, el lingüista y oftalmólogo polaco Luis Lázaro Zamenhof (1859-1917) presenta el proyecto al mundo en 1887, como una lengua auxiliar y neutral. Surge así el Esperanto, practicado por personas de todas las culturas, credos y filiaciones. Como  toda nueva idea, inicialmente tuvo sus incomprensiones pero fructificó y los seguidores se han expandido por todos los continentes, con representaciones en prácticamente todos los países.
Desde sus inicios se han celebrado Congresos Mundiales de la Asociación Universal  de  Esperanto (UEA). Dos de ellos en Cuba, el 75 en 1990, que contó con la presencia de Fidel Castro Ruz, y el 98 en el año 2010, lo que nos sitúa como uno de los principales practicantes y defensores de la lengua en la región.
A la Isla llegó el Esperanto, se dice que por Camagüey en fecha tan lejana como 1904, ya en 1910 se funda la Sociedad para la Propagación del Esperanto en Cuba que tuvo entre sus principales promotores a Don Fernando Ortiz conocido como (Doktoro Novemo).
En 1979, dicha Sociedad fue refundada como Asociación Nacional de Esperanto, que se encarga de llevar a todas las regiones del país esta lengua internacional. Tanta ha sido su fuerza que surgen además la Organización Juvenil de Esperantistas Cubanos y la de Radioaficionados Esperantistas, todas ellas trabajan para fomentar el aprendizaje del idioma, portador a su vez de toda una cultura universal.
Por tan larga historia esperantista, es posible disponer de considerable material postal y filatélico, testigo del vínculo de sus practicantes en aras de lograr el entendimiento entre los hombres, en un mundo sin fronteras geográficas ni culturales.
En 1929 aparece el primer sello relacionado con el Esperanto, con motivo del 40 aniversario de su creación, en la extinta Unión Soviética. La temática también se divulga en emisiones de Polonia, Surinam y China, entre otros países. La administración postal cubana ha puesto a circular estampillas en dos ocasiones, en 1987 y 1990.
El Museo Postal Cubano ha colaborado para la realización de la Muestra Filatélica “El Esperanto a través de los sellos de correo” como actividad colateral del 9no. Congreso Panamericano, que se celebra por estos días en La Habana, cuyo tema central es “La educación por un desarrollo sostenible en Las Américas” y cuenta con la presencia de más de 200 delegados provenientes de 20 países.
Si estás interesado en aprender el Esperanto, idioma fácil de aprender y adecuar para la comunicación internacional, tienes que mantenerte informado, ya que próximamente comenzará el curso que puede adentrarte en tan fascinante mundo, con ello lograrás conocer con más profundidad tu lengua materna, incentivar el hábito de lectura y utilizarás más sanamente el tiempo libre.
 

1990.Tarjeta cancelada emisión 75 Congreso Universal de Esperanto. Firmada por el diseñador Miguel A. Peñate.
2010. Cancelación Conmemorativa por el  95 Congreso Universal de Esperanto. Sello de 1987.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 342050
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M