Martes, 20 de Febrero de 2018 - 6:35 pm

Sociedad Económica de Amigos del País: orgullo de la nación cubana

Total de votos: 10
Vota por este contenido.
Publicado: 
Miércoles, 10 Enero 2018
Por: 
Lucía Sanz Araujo (Tomado de web Radio Rebelde)
Imágenes: 
Tomada de Internet

Este año, la Organización No Gubernamental (ONG) más antigua de Cuba arriba a su 225 aniversario. Te hablamos de la Sociedad Económica de Amigos del País (SEAP) cuya sede central radica en la Avenida Salvador Allende (Carlos III) entre Castillejo y Soledad, en La Habana.
Las Reales Sociedades Económicas de Amigos del País surgieron en España al calor de las ideas renovadoras de la Ilustración europea durante el Siglo XVIII. El origen de las también llamadas Sociedades Patrióticas se sitúa en 1765 en el País Vasco. El entonces Rey de España, Carlos III, comprendió la importancia de la iniciativa vasca y promovió la organización de este tipo de Sociedad en otras regiones de la península y en sus posiciones ultramarinas. 
En nuestro país, en 1787, se creó la Real Sociedad Patriótica, que al año siguiente fue bautizada como la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Santiago de Cuba.  Esta experiencia se extendió a la capital y ya en 1793, en una ceremonia  solemne, se constituyó la Real Sociedad Económica de Amigos del País de La Habana.
La nueva fundación brindó el impulso definitivo al despliegue de la industria azucarera, que promovió importantes avances en los campos de la industria, la agricultura, los transportes, la ciencia, la técnica y la educación. 
A la Sociedad  también se debe la creación de la escuela de Química; la fundación de la primera biblioteca pública y de escuelas también de este carácter; la construcción del ferrocarril en 1837; y de diversas instituciones como la creación del Jardín Botánico; de la Escuela Náutica; la de Dibujo San Alejandro; la de Obstetricia; la Casa de Beneficencia; la Academia de Música “Santa Cecilia”; la de Artes y Oficios; la Escuela de Agricultura…
A lo largo de su historia ilustres personalidades la han integrado. Solo te mencionaremos a Francisco de Arango y Parreño, el Padre José Agustín Caballero, el presbítero Félix Varela y Morales, José de la Luz y Caballero, Felipe Poey y Aloy, Tranquilino Sandalio de Noda, Alvaro Reynoso Valdés, don Fernando Ortiz Fernández…
El ingreso del patriota  Juan Gualberto Gómez promovió que en 1892 nuestro Apóstol, José Martí, calificara a la corporación como “la más alta y meritoria de las sociedades en Cuba”  y “la casa ilustre donde han tenido asiento los hijos más sagaces y útiles de Cuba”.
Según las características concretas de cada momento histórico, la SEAP ha mantenido su lema de siempre: “PRO PATRIA”, el cual encontramos en su  emblema.
Seminarios, conferencias, paneles, coloquios, exposiciones y un vasto trabajo con la comunidad signan el quehacer de esta organización de la que ya funcionan filiales (Capítulos Territoriales) en Holguín, Matanzas y Pinar del Río.
La SEAP otorga premios a destacadas  personalidades que realizan aportes a la identidad nacional y la actualización y renovación del pensamiento filosófico, científico y pedagógico de Cuba. Se trata de el “Félix Varela”, para estimular las investigaciones en el campo de las Ciencias Sociales; "Samuel Feijoo”, para estimular la poesía y la literatura vinculado a la naturaleza  y al campo de la Cultura; “Francisco Arango y Parreño”, a quienes han contribuido de manera notable a la economía y la ciencia en el país; “José de la Luz y Caballero”, de conjunto  con la Asociación de Pedagogos de Cuba, dirigido a destacar y estimular a maestros y alumnos; y “Felipe Poey Aloy”,  con el propósito de reconocer los estudios para la protección de los recursos naturales y el medio ambiente.
 

Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 1296790
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M