Sábado, 25 de Noviembre de 2017 - 4:51 am

Te regalo un cake, que no se come

Ud. votó 5. Total de votos: 44
Vota por este contenido.
Publicado: 
Jueves, 17 Agosto 2017
Por: 
Isabel Patricia
Imágenes: 
Isabel Patricia
Esta manualidad con la forma de un cake, sirve como estuche para regalos.

El origen de los cakes, tartas, tortas o pasteles de cumpleaños, llamados de una u otra manera, según las distintas regiones del planeta, y usados tradicionalmente para estas celebraciones, data de más de 5 000 años de antigüedad.
Esta práctica milenaria, proviene de los griegos, los que horneaban pasteles de miel redondos como la luna llena, le colocaban una vela en el centro para imitar la luz y los ofrecían a Artemisa, diosa de la luna.  Así que el hecho de que el pastel sea dulce también data de la antigüedad. 
Con el paso del tiempo,  la costumbre de felicitar, dar regalos y hacer una fiesta, al que celebraba su cumpleaños, se generalizó, con el propósito de “proteger” al festejado y de garantizar su seguridad durante el año entrante.
Sin embargo,  el número de velitas en el pastel proviene de Alemania. Para ellos la luz de la vela representa "la luz de la vida". Pero a diferencia de nosotros, que colocamos el mismo número de velitas que años del festejado, ellos colocan una vela grande con 12 marcas representando los meses. Las marcas van del 1 al 12 y la dejan consumirse hasta el mes del cumpleañero.
Muy original resulta esta bonita caja que puede ser, el estuche perfecto para  cualquier regalo que decidas hacer con motivo de algún cumpleaños o celebración.
De fácil confección, necesitarás: cartulina, papel de colores, goma de pegar, tijeras, un retazo de tul blanco y un plato de fiesta.
Marca el molde en la cartulina, recorta y dóblalo como se indica. Pega las pestañas para darle forma de cake. Después de que seque bien, dobla en forma de abanico el papel de colores y pégalo por ambos lados, imitando la “masa”. Para la parte superior, pega un triángulo de papel blanco, “ el merengue”; para darle un toque más real, riza y pega por el contorno, tiras de tul blanco. Coloca una cinta de otro color, por el centro de ambos laterales,  simulando el “relleno”.
Si lo deseas coloca en la parte superior una bola pequeña de papel rojo, con pequeños puntos blancos y ponla sobre hojas de papel verdes, para imitar una fresa. Por último pega el cake al plato de fiesta.
Seguro este estuche sorprenderá a quien se lo regales sobre todo si lo llenas de caramelos, bombones, u otras golosinas.

Molde para la confección de un estuche para regalos.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 784041
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M