Jueves, 15 de Noviembre de 2018 - 1:38 am

Trinidad recorre todo el orbe gracias a la Filatelia

Total de votos: 17
Vota por este contenido.
Publicado: 
Martes, 7 Agosto 2018
Imágenes: 
Marta Macías Pérez. Espec. Museo Postal Cubano "José Luis Guerra Aguiar"
1999. Trinidad. Tarjeta postal prepagada.

Sería imperdonable  trasladarnos hacia la región central de Cuba y no visitar la bellísima villa de Trinidad. Comparado con un viaje en la máquina del tiempo, podríamos llegar a un sitio privilegiado por infinidad de razones.

Conoceríamos la tercera villa fundada por los españoles en Cuba, en enero de 1514; la misma que en pleno siglo XXI constituye un orgullo para los habitantes del lugar y para todos los cubanos.

Originalmente fue bautizada como Villa de la Santísima Trinidad y era una zona en la que prosperó la industria azucarera, cuyos dueños se fueron convirtiendo en familias acaudaladas, como los Iznaga, Borrell y Brunet, quienes a mediados del siglo XIX  vivían en casonas y palacetes.

Todo ello propició el surgimiento de una ciudad colonial, que ha llegado a ubicarse dentro de las mejor conservadas no sólo de Cuba, sino también de América, posibilitando que la Unesco la incluyera en la Lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad junto al Valle de los Ingenios desde 1988.

Muchos son los sitios renombrados de esta villa cubana como la Iglesia de la Santísima Trinidad y el Museo Romántico, inaugurado el 26 de mayo de 1974, lo que la convierte en la primera institución de su tipo creada en la localidad, después del triunfo revolucionario, ambos situados frente a la Plaza Mayor.

Otros museos se habilitaron en antiguas viviendas, como el de Historia, en lo que fuera el Palacio Cantero; el de Arqueología Guamuahaya en la antigua Casa de Padrón y el de Arquitectura colonial, de la acaudalada familia Sánchez Iznaga.

Cada una de esas instituciones con su tipología, tienen como denominador común la posibilidad de mostrar el desarrollo de la sociedad trinitaria durante siglos.

Por si fuera poco, Trinidad acaba de ser declarada Ciudad Artesanal, por el Consejo Mundial de Artesanías, en reconocimiento a la amplísima labor vinculada con el tejido, la alfarería y la pintura. De este modo, Cuba se suma a naciones como China, India, Irán, Chile y Dinamarca que exhiben con orgullo urbes con esta condición. Representa entonces para los trinitarios otra razón de orgullo, unido al valor histórico propio de la zona y a los proyectos socioculturales que defienden.

La filatelia cubana, como fiel exponente de la realidad nacional y los más abarcadores temas, puede mostrar con sano orgullo imágenes de la villa trinitaria en las estampillas.

Resulta obligada su aparición en los motivos postales cuando se presentan las ciudades patrimoniales cubanas, por lo que se ponen en circulación varias emisiones en 2008, 2009 y en 2014, esta última para celebrar los 500 años de la fundación de tan distinguida villa cubana, la que también puedes conocer desde los sellos de correos.

 

2009. Ciudades Patrimonio de la Humanidad.
2014. Sobre de Primer Dia. Emisión 500 Años de la Fundación de la Villa de la Santísima Trinidad.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 459066
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M