Lunes, 24 de Septiembre de 2018 - 7:12 pm

Un héroe legendario

Ud. votó 1. Total de votos: 14
Vota por este contenido.
Publicado: 
Jueves, 9 Febrero 2017
Tarjeta Postal. Conjunto Escultórico Camilo-Che. Museo de la Revolución.

Un joven guerrillero cumple 85 años. Camilo Cienfuegos Gorriarán nace un 6 de febrero de 1932, su infancia y juventud transcurren en Lawton, en el seno de una humilde familia, junto a sus padres y hermanos.

Muy joven comienza a trabajar y con 21 años viaja a Estados Unidos en busca de un mejor empleo. En Nueva York  se vincula a acciones contra la tiranía batistiana, por lo que es detenido y deportado a Cuba.

Se enrola en la manifestación estudiantil realizada el 7 de diciembre en conmemoración de la muerte de Antonio Maceo y fue herido en una pierna, incidente que constituyó  su bautismo de fuego. Múltiples y riesgosas acciones lo unen a los  expedicionarios del yate Granma, y a Fidel en su promesa de “Seremos libres o mártires”.

Como guerrillero demuestra su audacia, arrojo y valentía. Sobresale además su carisma, gran sentido del humor, buen trato y amabilidad, haciéndose querer por todos. De su especial amistad y relación con el Che, durante el tiempo que se desempeñó como Jefe de la Vanguardia de la columna No. 4, comandada por éste, se relatan innumerables ocurrencias, conocidas como “Camiladas”. En su afable relación con la tropa, intercambia su gorra de rebelde por el sombrero alón que lo distinguiría para siempre.

El 16 de abril de 1958, Fidel lo asciende a Comandante por sus dotes y méritos militares obtenidos en combate. Días después en carta de agradecimiento le expresa su lealtad al decir:”Más fácil me será dejar de respirar que dejar de ser fiel a su confianza”.

Designado por Fidel, conduce la columna No. 2 Antonio Maceo desde la Sierra  Maestra hasta Pinar del Río. A su paso por Yaguajay libró una intensa batalla que duró 10 días, lo que le valió el reconocimiento popular de Héroe. Coincidiendo con la huida del tirano Batista, ante la gran ofensiva guerrillera, recibe la orden de marchar hacia la capital, el 1 de enero de 1959. Cuando Fidel hace su entrada triunfal en La Habana, Camilo estaba a su lado, ese mismo día 8 de enero, en el
primer discurso en el Campamento de Columbia, se vuelve y le pregunta:

“¿Voy bien, Camilo..?”, conocida es la respuesta “Vas bien, Fidel!”

Durante algunos meses y en distintos escenarios abogaba siempre por la unidad revolucionaria. El 28 de octubre, luego de cumplir una importante misión, el avión en que regresaba de Camaguey no llegó a LaHabana. Después de varios días de intensa búsqueda, se informa al pueblo la definitiva pérdida. Por ese motivo, todos los años se le recuerda, echando flores al mar, para honrar la memoria de este gran hombre, querido por su pueblo.

A Camilo Cienfuegos se le recuerda en la filatelia cubana, representando su alegre sonrisa, uniforme verde olivo  e inconfundible sombrero  en diferentes emisiones de sellos conmemorativos y postales franqueadas, mostrados en la galería de imágenes y exhibidos en las salas permanentes del Museo Postal Cubano “José Luis Guerra Aguiar”.

Algo que debes saber:

Sellos conmemorativos: Estampillas circuladas para recordar y resaltar un acontecimiento especial.

Postales franqueadas: Efecto postal donde el sello, el espacio para direcciones del remitente, el destinatario y  la escritura del mensaje, aparecen impresos en la postal.

 

2013. Tarjeta Postal. Fidel Castro y Camilo Cienfuegos, 1959.
Tarjeta Postal. Vista nocturna del conjunto escultórico en la fachada del Ministerio de Comunicaciones.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 344748
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M