Martes, 22 de Agosto de 2017 - 12:59 pm

Un himno de libertad

Total de votos: 5
Vota por este contenido.
Publicado: 
Lunes, 31 Julio 2017
Por: 
Marta Macías Pérez. Espec. Museo Postal Cubano "José Luis Guerra Aguiar"
1966. Sobre con cancelación conmemorativa. Emisión XI Aniv. Asalto al cuartel Moncada.1964.

En términos musicales se identifica como un himno a aquella composición poética creada para ser cantada en tono solemne e interpretada en actos públicos. Se caracteriza por su texto lírico que expresa sentimientos de alegría y celebración, representando a una organización, acontecimiento o país.
En Cuba hace 64 años, fue creado el Himno del 26 de Julio, por iniciativa de Fidel Castro, líder del movimiento revolucionario del mismo nombre, quien le pidió a Agustín Díaz Cartaya, miembro del grupo, que creara una obra musical con el propósito de acompañar a los asaltantes de los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, hecho que se produjo el 26 de julio de 1953.

El canto de libertad se convirtió en protagonista junto a los 165 jóvenes que iniciaban la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista y también estuvo presente en las cárceles, acciones clandestinas y heroicos combates, acompañando a los revolucionarios. Pudieras interesarte por conocer cómo la historia describe los sucesos relacionados con la actitud de Batista durante una visita al Presidio Modelo, en la Isla de Pinos (hoy Isla de la Juventud), al escuchar el himno entonado por los “moncadistas”.

Poco después Fidel le sugiere a Díaz Cartaya que realizara algunos cambios en estrofas y palabras con el objetivo de recordar la sangre derramada por los jóvenes en defensa de la patria. En 1958, con el surgimiento de la emisora Radio Rebelde en la Sierra Maestra esta marcha se transmitía frecuentemente para toda Cuba.
Después del triunfo de la Revolución, en 1959, el himno continuó siendo un baluarte para la unidad, impulsando a varias generaciones de cubanos.
Más tarde trasciende las fronteras nacionales y alcanza carácter universal al ser traducido en varios idiomas como el ruso, inglés, francés, chino y alemán, convirtiéndose en canto de multitudes a nivel internacional.
La filatelia cubana en varias emisiones de sellos ha representado el asalto a los cuarteles Moncada en Santiago de Cuba y Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo, así como otros lugares relacionados con estas acciones y los jóvenes caídos en combate. Curiosamente algunos materiales filatélicos recrean fragmentos del pentagrama y la notación musical del himno del 26 de Julio.
El Museo Postal Cubano “José Luis Guerra Aguiar” conserva estas piezas para que puedan ser observadas por el público visitante y tuvo el privilegio de recibir en julio de 2013 a Agustín Díaz Cartaya, quien orgulloso contó interesantes anécdotas sobre su participación en el asalto al cuartel de Bayamo, explicando además el significado de cada estrofa del himno a los pioneros presentes, encuentro que culminó con el emotivo canto en voz de todos, como oda a la paz de nuestro pueblo.
 

1968. Sobre con cancelación conmemorativa. Emisión XV Aniv. Asalto al cuartel Moncada. 1968. Valor 3c

Historietas

Estadísticas