Sábado, 22 de Septiembre de 2018 - 10:54 am

Una invitación para ti

Total de votos: 13
Vota por este contenido.
Publicado: 
Martes, 24 Enero 2017
La Fragua  Martiana, declarada  Monumento Nacional  desde 1996. Foto: Omara García Mederos.

La Fragua Martiana es un museo de gran valor histórico, ubicado en Centro Habana, en la unión de las calles Hospital y Vapor.

En ese sitio, en 1871, se encontraban las canteras de San Lázaro, siendo  condenado José Martí, siendo apenas un adolescente, a realizar trabajos forzados, por haber enjuiciado a un condiscípulo que intentaba formar parte del Cuerpo de Voluntarios al servicio de la colonia española.

Por esta razón, le impusieron la pena de seis años, pero gracias a la gestión realizada por su padre fue desterrado a España; sin embargo, unos meses allí bastaron para forjar su personalidad e ideales cargados de valores  patrióticos  y humanistas.

Desde su fundación en 1952, la Fragua ha estado directamente vinculada con el quehacer martiano de la Universidad de La Habana y de sus insignes  profesores, dentro de ellos sobresalen Gonzalo de Quesada y Miranda quien se dedicó hasta su muerte, a continuar la labor de investigación y estudios sobre la vida de Martí, iniciada por su padre Gonzalo de Quesada Aróstegui.

En la noche del 27 de enero de 1953, víspera del Centenario del nacimiento del Apóstol, Fidel Castro, al frente de sus compañeros, partió desde la escalinata universitaria hasta ese histórico lugar para rendirle tributo al hombre que inspiró con sus ideas la obra revolucionaria.

Comenzaba así una hermosa tradición que conocemos como la Marcha de las Antorchas, desfile en el que se rinde tributo al pensamiento martiano, vigente cada día.

La Fragua  Martiana, declarada  Monumento Nacional  desde 1996, funciona además como centro comunitario y tribuna. Los visitantes, niños, adolescentes, jóvenes y adultos, pueden encontrar el camino del amor a la patria y la oportunidad de profundizar en la vida y obra de nuestro Héroe Nacional.

En sus salas se muestran preciados objetos, como la almohadilla de olor entregada por la “Niña de Guatemala” a Martí; el revólver Colt utilizado por él; las horquillas del bote en que llegó hasta Playita de Cajobabo en 1895, por solo señalar algunas.

Todas han sido representadas en sellos de correos, por lo que desde la filatelia, el Museo Fragua Martiana viaja por el mundo entre cartas y estampillas, promoviendo el patrimonio y la historia patria.

* Imagen de Marti, tomada de: http://www.centrohabana.sancristobal.cult.cu

 

Escultura de bronce de Martí con grilletes
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 338266
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M