Martes, 23 de Mayo de 2017 - 5:15 am

Una larga lucha

Ud. votó 4. Total de votos: 13
Vota por este contenido.
Publicado: 
Lunes, 3 Abril 2017
Imagenes alegóricas al 55 Aniversario de la Unión de Jóvenes Comunistas.

La juventud cubana es heredera de más de 100 años de lucha de todo nuestro pueblo. Además, tiene el mérito histórico de haber participado en todas las acciones heroicas de la Patria en las distintas épocas.

Desde el comienzo mismo de las guerras de independencia, la juventud se incorporó a las filas del ejército mambí. Después de décadas de duros combates y sacrificios, por la ingerencia yanqui y sus títeres de turno, no se alcanzó una verdadera independencia, surgió la Cuba mediatizada. Pero el pueblo rebelde no se conformó. Nuevamente nuestra juventud derramó su sangre generosa por la libertad de la Patria.

Fue necesario continuar la lucha para que las generaciones futuras pudieran estudiar, trabajar y vivir en una nación libre y soberana. La batalla iniciada el 26 de julio de 1953 continuó con el desembarco del yate Granma, los combates del Ejército Rebelde en las montañas, las acciones clandestinas en llanos y ciudades y culminó, definitivamente, con el triunfo revolucionario del 1ro. de enero de 1959.  

Surge la AJR

A sugerencia del Comandante Ernesto Che Guevara y organizada por el Ejército Rebelde, surgió la Asociación de Jóvenes Rebeldes, como medio de educar y organizar a miles de jóvenes que en la pasada sociedad no habían tenido oportunidad de trabajar ni de estudiar. A ellos, el triunfo revolucionario les brindaba, por primera vez, un porvenir seguro.

La unidad del pueblo en torno al Ejército Rebelde y a Fidel, la defensa de la causa revolucionaria contra los ataques del imperialismo yanqui y la contrarrevolución interna, la necesidad de organizar a la juventud para el cumplimiento de las tareas encomendadas por la Revolución, entre otros factores, fueron determinantes para que las distintas organizaciones juveniles existentes se integraran en un solo movimiento.

Así, la AJR agrupó a más de 20 000 jóvenes que forjaron su voluntad, carácter y entereza revolucionarias en sus filas y que fueron magníficos combatientes educados por la Revolución.

La Asociación de Jóvenes Rebeldes surgida del proceso revolucionario triunfante, sirvió de base a la unidad organizativa de todos los jóvenes cubanos.  

El emblema

Este es el emblema de la UJC. En él aparecen las imágenes de Julio Antonio Mella, Camilo Cienfuegos y Ernesto Che Guevara; ellos simbolizan lo mejor de nuestro pueblo revolucionario y son por lo tanto, un ejemplo a seguir por cada militante.

El lema

El lema de la organización aparece también en el emblema: Estudio, Trabajo y Fusil. En esas tres palabras se sintetizan los deberes fundamentales de un militante, porque como ya hemos explicado, se debe ser buenos estudiantes, buenos trabajadores y estar preparados y dispuestos a tomar las armas para defender la patria socialista y a cualquier pueblo hermano que luche por su libertad.

Fue en abril de 1971 cuando el Comité Nacional de la UJC instituyó el otorgamiento de la Bandera de Honor, su máximo galardón colectivo.

Para alcanzar este estímulo se debe obtener primero la categoría de Candidato, lo cual conlleva una serie de rigurosos requisitos que son evaluados hasta la saciedad.

El acto de entrega se efectúa durante la jornada por el 4 de abril, aniversario de la Organización de Pioneros José Martí y la Unión de Jóvenes Comunistas.

Diversas instalaciones pioneriles ostentan con orgullo este galardón, entre ellas los campamentos Ismaelillo, en Cienfuegos, y el Palacio Una flor para Camilo, en Santiago de Cuba. En 1976, con motivo de su decimoquinto aniversario, le fue otorgada a la entonces Unión de Pioneros de Cuba.

La máxima aspiración

Todo pionero aspira a ser militante de la Unión de Jóvenes Comunistas. Un militante de la UJC tiene como máxima aspiración trabajar, estudiar y contribuir con todas sus fuerzas al desarrollo de la Revolución y reunir los méritos suficientes para ingresar en las filas de nuestro glorioso Partido Comunista.

Se harán acreedores a militar en la UJC aquellos pioneros que así lo deseen y que al cumplir los catorce años de edad, como mínimo, sean seleccionados como destacados en el estudio, el trabajo y demás tareas de su organización, en
correspondencia con las exigencias establecidas en los estatutos de nuestra organización juvenil de vanguardia.
Los jóvenes comunistas han de ser como dijo nuestro Comandante en Jefe, Fidel:

“Si es estudiante, hay que ser buen estudiante; si es trabajador de una fábrica, hay que ser obrero modelo en esa fábrica; hay que ser ejemplo de sacrificio, hay que ser los primeros en todo, en el trabajo, en el estudio, en los deportes, en la vida, en la relación con los demás compañeros”.

 

Ilustración: El Mola.

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 3370196
  • Usuarios Registrados: 1633
  • Último Usuario Registrado: Yanay