Viernes, 21 de Septiembre de 2018 - 8:01 am

Y fuimos los primeros en el mundo

Ud. votó 4. Total de votos: 13
Vota por este contenido.
Publicado: 
Lunes, 6 Febrero 2017
Smith, promotor de los cohetes postales en la India.

Allá por las décadas del 20 y 30 del siglo pasado algunos países incursionaron con la utilización de cohetes para el envío de la correspondencia, lo sabías?

Pensarás que para esa fecha ya existía la aviación y es cierto, pero se emplearon cohetes debido al principio de  su funcionamiento de los mismos, pues el hecho de elevarse dependiendo del impulso y caer en determinado ángulo, permitía reducir el tiempo y los gastos en la transportación de la correspondencia, sobre todo en zonas donde la caprichosa geografía o los fenómenos climatológicos dificultaban las tradicionales formas de correo.

Austria se reconoce como pionero en las experimentaciones con Cohetes Postales, diseñados y construidos por el ingeniero Friederich Schmiedl, quien  en 1931  establece un servicio regular de correos privado por medio de cohetes entre dos pueblos cercanos, separados por una cordillera de gran pendiente.

Las cartas llevaban etiquetas triangulares, con imágenes de cohetes y rudimentarios canceladores creados por él mismo, puesto que el ingenioso invento nunca tuvo acogida oficial.

También por esta fecha, razones humanitarias en la India, conducen al médico Stephen H. Smith  a crear cohetes utilizados para ayudar con provisiones y  mensajes con instrucciones a personas bloqueadas por avalanchas de lodo y agua que frecuentemente azotaban la región.

Otros países como Inglaterra, con sus famosos Rocket, Bélgica y Estados Unidos realizan sus experimentos con cohetes postales. El experimento cubano efectuado el 15 de octubre de 1939, cierra el periplo de estas positivas iniciativas, ante el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

El Cohete Postal Cubano fue confeccionado por un  afamado pirotécnico de la época llamando Ernesto Funes y patrocinado por el Club Filatélico de la República de Cuba.

La historia recoge que después de tres ensayos, con satisfactorios resultados, el día del lanzamiento oficial en los terrenos del Casino Deportivo se elevó apenas unos metros y cayó, antelas personas reunidas para presenciar el inaudito acontecimiento.

Algunos medios de prensa de la época reflejaron el hecho en tono burlesco, los más agudos reportaron lo que realmente sucedió: el lanzamiento no fue efectivo. Sin embargo, lo relevante radica en que, a diferencia de otros países,  las cartas que llevaba en su interior, estaban franqueadas con un sello conmemorativo, titulado “Experimento del Cohete Postal”.

La estampilla fue autorizada por el Ministerio de Comunicaciones y circulada a través de la Administración de Correos de Cuba, por lo que fuimos los primeros en el mundo en iniciar la temática de Cohetería, Cosmos o Aerofilatelia, como indistintamente se le nombra.

Si te interesa profundizar sobre esta historia puedes visitar el Museo Postal Cubano que muestra detalladamente, en la Sala Principal todo lo referido a este interesante hecho.

158

 

Schmield, pionero en la experimentacion con cohetes postales. Austria.
Sello del Cohete Postal Cubano. Bloque de 9 sellos.
Carta transportada en cohete postal austrico
Carta transportada en cohete postal de la India.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 334726
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M