Sábado, 23 de Junio de 2018 - 10:21 am

Héroes y antihéroes

Total de votos: 2
Vota por este contenido.
Publicado: 
Miércoles, 7 Marzo 2018
Por: 
María Luisa García Moreno
Imágenes: 
Saroal
Ilustración. Saroal.

Según el Diccionario de la Real Academia Española, héroe (del latín heros, -ōis) es, entre otras acepciones, “varón ilustre y famoso por sus hazañas o virtudes”, “hombre que lleva a cabo una acción heroica”, “personaje principal de un poema o relato en que se representa una acción”. La definición de heroína es similar.

Precisamente nuestro Héroe Nacional José Martí ha expresado una de las más hermosas y precisas definiciones de héroe. Aparece en su trabajo “Tres héroes” en La Edad de Oro. Dice así:  

“Un escultor es admirable, porque saca una figura de la piedra bruta: pero esos hombres que hacen pueblos son como más que hombres. Quisieron algunas veces lo que no debían querer; pero ¿qué no le perdonará un hijo a su padre? El corazón se llena de ternura al pensar en esos gigantescos fundadores. Esos son héroes; los que pelean para hacer a los pueblos libres, o los que padecen en pobreza y desgracia por defender una gran verdad. Los que pelean por la ambición, por hacer esclavos a otros pueblos, por tener más mando, por quitarle a otro pueblo sus tierras, no son héroes, sino criminales”.

Define a los héroes como creadores o hacedores de pueblos y aprovecha también para caracterizar a los antihéroes: todo el que lucha por ambición, quien desata una guerra —¡y cuántas se han desatado en estos tiempos!— para aprovecharse de otros y saquear sus riquezas, sus recursos naturales, no es más que eso: ¡un criminal!

Muy en consonancia con José Martí, Herminio Almendros, gran educador y escritor, en sus Lecturas ejemplares incluye un texto titulado “Pasteur, gran héroe del mundo”. Allí cuenta que una revista francesa invitó a sus lectores a responder quién ha sido el más grande héroe de Francia y los franceses por abrumadora mayoría dieron su voto a Luis Pasteur (1822-1895), quien estudió profundamente el daño que producen los microbios, lo que le permitió crear dos procedimientos que aún hoy se emplean: la pasteurización —“elevar la temperatura de un alimento líquido a un nivel inferior al de su punto de ebullición durante un corto tiempo, enfriándolo después rápidamente, con el fin de destruir los microorganismos sin alterar la composición y cualidades del líquido”— y la vacunación, “inocular a una persona o animal un virus o principio orgánico convenientemente preparado, para preservarlo de una enfermedad determinada”. ¿Acaso nuestro Carlos Juan Finlay no es también un héroe extraordinario? Quizás debieras comparar estos ejemplos con lo que te ofrece la Marvel en su cohorte de superhéroes.

Nuestra patria y, en general, nuestra América son tierras fértiles en heroísmo. Seguro sabes que en “Tres héroes” habla Martí de Simón Bolívar, José de San Martín y Miguel Hidalgo y Costilla. El propio José Martí es un ejemplo extraordinario de sacrificio, entrega y heroísmo. Y ¡cuántos otros!, Julio Antonio Mella, Rubén Martínez Villena, Jesús Menéndez, Camilo y Che, Celia y Vilma, Fidel… La lista sería interminable.

 

Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 37200
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M