Lunes, 24 de Septiembre de 2018 - 9:27 am

Marineros en tierra

Total de votos: 24
Vota por este contenido.
Publicado: 
Miércoles, 20 Junio 2018
Por: 
Lucía Sanz Araujo
Ilustración de trajes marineros. Ilustración Gladys Gómez.

Inquieto, tranquilo, encrespado, liso como un plato es el mar azul, profundo, siempre enigmático, que ha servido de inspiración a no pocos artistas quienes lo inmortalizaron en sus obras. La moda, como manifestación cultural, también sucumbió a su embrujo.

A mediados del siglo XIX hicieron su irrupción los trajes marineros, innovación en el vestuario infantil hasta entonces circunscrito a copiar la incómoda ropa de los adultos.

¿Cómo eran? Tenían camisas o chaquetas amplias y pantalones acampanados, realizados en tejidos suaves (algodón, dril o sarga) en blanco y el azul marino, también llamado azul Prusia. Un elemento los distinguía: el cuello de dos grandes paños cosidos entre sí y cortados en un cuadro que caía por la espalda, y se estrechaba por delante hasta convertirse en una punta anudada.

Quizás contribuyera a su popularidad el retrato del Príncipe Eduardo, entonces Príncipe de Gales, y luego rey Eduardo VII, que posó en 1846 con su flamante uniforme blanco y una gorra para el famoso pintor y litógrafo alemán Franz Xaver Winterhalter (1805–1873).

Tanto gustó esa moda que años después las niñas la incorporaron a su ropero, sustituyendo el pantalón por una falda tableada o plisada. En los años veinte y treinta del pasado siglo volvieron a cobrar fuerza, siendo casi insustituibles en el vestuario deportivo e informal de niños y adultos.

Hoy, a los colores tradicionales se han sumado otros, se colocan incrustaciones, bordados de anclas, barcos, estrellas de mar… En fin, siempre se renuevan y no pasan de moda estos marineros… en tierra.

En “Bebé y el señor Don Pomposo”, Martí se refiere al vestuario del protagonista:

“A Bebé lo visten como al duquesito Fauntleroy, el que no tenía vergüenza de que lo vieran conversando en la calle con los niños pobres. Le ponen pantaloncitos cortos ceñidos a la rodilla, y blusa con cuello de marinero, de dril blanco como los pantalones, y medias de seda colorada, y zapatos bajos”. Como ves, existe una mezcla de estilos en la indumentaria; la novedad del momento: la camisa marinera, con las tradicionales calzas y medias de seda.

 

Ilustración de trajes marineros. Ilustración Gladys Gómez.
NIños con trajecitos marineros. Año 1890.
Retrato del Príncipe de Gales, Albert Edward, pintado por Franz Xaver Winterhalter.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 343213
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M