Jueves, 20 de Septiembre de 2018 - 10:27 am

Familia + sexo = riesgos

Total de votos: 7
Vota por este contenido.
Publicado: 
Martes, 28 Julio 2015
Por: 
Katina Herrera Ponce
Katina Herrera Ponce
Imágenes: 
Saroal
Ilustración: Saroal.

Durante la adolescencia, idealizar personas y sentir por ellas un amor platónico es bien frecuente. Por esta razón, a veces te enamoras de profesores, cantantes y artistas que te despiertan alguna admiración.

Pero… ¿alguna vez te has sentido atraído o atraída por algún miembro de tu familia?

Polémicos son los estudios realizados acerca de la atracción sexual entre personas genéticamente cercanas como hermanos, primos, padres e hijos. Sin embargo, algunos psicólogos coinciden en que es natural que exista atracción entre miembros de una misma familia criados juntos desde niños, o que crecieron separados y se hayan encontrado en la edad adulta.

No obstante, la baja autoestima provocada por la ausencia de pareja, en ocasiones, es también una causa psicológica determinante en este fenómeno, pues pudiera llevar a la persona a refugiarse e involucrarse sentimentalmente con un familiar, teniendo esta unión, además, una repercusión social por el rechazo que genera.
Ahora bien, las consecuencias biológicas no se pueden dejar de tener en cuenta, pues se han constatado un número significativo de riesgos en este sentido.

Por solo citarte las más importantes, no son pocas las veces que este tipo de relación trae como resultado el nacimiento de un niño o una niña con malformaciones genéticas, entre estas Síndrome de Down o la pérdida total o parcial de sus funciones visuales y auditivas.

Además, corren el riesgo de tener un mayor número de genes recesivos con anomalías que pueden provocar retraso mental o alguna dificultad de atención y retención en las capacidades de memorizar, interpretar y analizar.
En ciertos casos, no se manifiestan de manera inmediata, pero en determinada etapa de la vida pueden ocasionar daños irreparables como la pérdida parcial y total de la memoria, histeria, psicosis, esquizofrenias, entre otras de orden psicológico.

Y es que, cuando de genética se trata, es bien difícil conocerlo todo. Entonces, investiga y profundiza más sobre este tema, así conocerás mejor sobre los riesgos de la consanguineidad. Esperamos tus opiniones.

Algunos casos de la vida real:

Los hermanos Stübings, de Alemania, se habían criado por separado y se reunieron siendo adultos. Tuvieron cuatro hijos.

Kathryn Harrison publicó una memoria en la década de 1990 con respecto a sus cuatro años de relación con su padre biológico, a quien no veía desde hacía casi veinte años antes de comenzar la relación.

Una pareja en el sur de África que llevaba cinco años juntos y esperaban un hijo descubrieron que eran hermanos poco antes de su boda. Se habían criado por separado y se conocieron, una vez adultos, en la universidad.

Cuando tenía dieciocho años, Garry Ryan dejó a su novia embarazada y marchó a vivir a los Estados Unidos. La hija, Penny Lawrence, creció y se propuso encontrar a su padre. Cuando se conocieron, ambos sintieron una atracción sexual inmediata. Luego vivieron juntos como pareja y en abril de 2012 llegó su primer hijo.

Rosa y Daniel Mayo Peña son dos hermanos españoles que fueron separados desde muy pequeños, por lo que no guardaban recuerdos uno del otro. En la adultez se conocieron y enamoraron sin saber qué lazo les unía. Cuando se enteraron de que eran en verdad hermanos, solicitaron que se les permitiera el derecho a casarse porque se amaban.
 

Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 331004
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M