Domingo, 23 de Septiembre de 2018 - 7:45 pm

Donde vuelan las princesas

Total de votos: 12
Vota por este contenido.
Publicado: 
Sábado, 10 Octubre 2015
Por: 
Lucía Sanz Araujo
Lucía Sanz Araujo
Imágenes: 
Ismael Almeida
Foto: Ismael Almeida

Un castillo ha surgido, silenciosamente, con el esfuerzo de un grupo de amantes de la naturaleza, en pleno corazón de la capital cubana.

No posee el tradicional puente levadizo común en las películas medievales, sino una doble puerta; tampoco existen guardianes custodiándolo. Quizás, su mayor protección sea una enorme malla antiáfidos —genuina barrera contra la entrada de plagas que atacan a las plantas—, la cual evita que penetren los visitantes indeseables: lagartijas, arañas, aves…

Nos hallamos en un castillo donde habitan princesas —además de príncipes— que vuelan; me refiero a esos insectos pertenecientes al orden de los lepidópteros llamados mariposas, motivo de inspiración para poetas, pintores, músicos… y te hablo del mariposario de la Quinta de los Molinos, de la Oficina del Historiador de La Habana, primero y único de nuestro país. Pionero te invita a visitarlo. Acompáñanos.

Como un jardín tropical

¿Qué es un mariposario?, preguntamos, y a la interrogante responde presta la joven especialista Jennifer Martínez, licenciada en Biología: “Constituye una alternativa para la protección de las mariposas y su hábitat. Sus usos son diversos: como centro de investigación, recreación y educación para mostrar el proceso de metamorfosis de estos insectos, el papel que desempeñan en la naturaleza, así como las relaciones biológicas que mantienen con su entorno”.

“Sin duda alguna, propicia el acercamiento de las personas al ciclo de vida de una mariposa, a sus beneficios para los ecosistemas donde se desarrolla y a la jardinería tradicional que permite su  eproducción. En el nuestro pueden ver los huevos, las larvas, las pupas y luego las adultas. Estamos convencidos de que esta experiencia incentivará el cuidado de la naturaleza”.

Después de traspasar las dos puertas que dan acceso al recinto creemos haber llegado a un verdadero bosque tropical: la humedad es alta, la temperatura puede alcanzar 35 o 36 grados y las plantas lo dominan casi todo.

Vemos, entre otras, granito de oro (Thrycallis glauca); algodón de seda o cazuela (Caloprisprocera); filigrana (Lantara cámara); pentas (Penta coccinea)… posadas o revoloteando entre ellas hallamos a las mariposas.

Antenas para… oler

Al igual que tú y yo las mariposas poseen cinco sentidos. El del gusto se ubica en las patas; el del olfato, en
las antenas —lo emplean para oler las plantas, el alimento y a su pareja—; en tanto el del tacto, en pequeñas hebras situadas en distintas partes del cuerpo.

En cuanto a la visión, cuentan con dos ojos compuestos, ¿por qué se les llama así?, sencillo, están formados por miles de diminutos ojos; para escuchar los sonidos de sus posibles depredadores, recurren a unos pequeños
órganos situados en la parte delantera del tórax.

Una, dos, tres, cuatro…

Jennifer nos cuenta que estos lepidópteros necesitan temperaturas muy elevadas para volar. “Cuando hay mucho frío no se ve ni una sola volando, aun cuando haya muchas dentro del mariposario”; asimismo nos advierte:
“las mejores horas para apreciarlas van desde las diez de la mañana a una y media de  la tarde”.

Actualmente, en este castillo encantado habitan seis especies de mariposas, entre las que se hallan: Danaus plexippus, Heliconius charithonius y Ascia monuste; nuestra entrevistada nos asevera que está previsto su
incremento y en tal sentido trabajan para reproducirlas, además comenzarán a investigar el ciclo de especies endémicas y en peligro de extinción.

A partir de septiembre, los especialistas de la Quinta de los Molinos desarrollarán talleres para que los pioneros conozcan el ciclo de vida de las mariposas, participen en la alimentación de las larvas, en la recolección y
posiblemente en su liberación al medioambiente. Asimismo, a interactuar con las primeras polimitas habaneras, pero de este proyecto te contaremos en otra oportunidad.

Por ahora, las visitas son dirigidas. Si en tu colectivo están interesados en hacerla deben llamar, en en horario de oficina, a la Quinta de los Molinos al teléfono 7 8731611.

 

Foto: Ismael Almeida
Foto: Ismael Almeida
Foto: Ismael Almeida
Foto: Ismael Almeida
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 341656
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M