Martes, 22 de Agosto de 2017 - 12:35 pm

Historia de la OPJM

Esta revista que tienes ahora en tus manos, nació el 25 de noviembre de 1961, con el nombre de EL PIONERO y era el órgano oficial de la Organización de Pioneros Rebeldes, que años después se llamaría… Bueno, como detrás de los cambios de nombres que ha tenido tu organización pioneril hay una rica historia relacionada con nuestras tradiciones de lucha, es justo que sepas qué sucedió mucho antes de que apareciera ese primer número de la revista.
Por lo que has estudiado en Historia de Cuba sabrás que los años de la seudo república era muy difícil para nuestro pueblo por la situación económica y político social que se vivía. Para mejorar estas condiciones se luchaba. Así, en 1925 se fundan el primer Partido Comunista de Cuba y la Confederación Nacional Obrera de Cuba y en 1928 se crea la Liga Juvenil Comunista.
Esta, desde sus inicios, creó una organización para fomentar en los niños el amor por la Patria: la Liga de los Pioneros que también tuvo una revista con el mismo nombre de la tuya, pero que salía cuando se podía, pues estaba prohibida su publicación.
Sólo el triunfo revolucionario de 1959 dio las garantías necesarias para que los niños y niñas de nuestro país pudieran organizarse en un movimiento pioneril.
Las escuadras de pioneros, además de distribuir la revista, repartían propaganda revolucionaria, mensajes, citaciones, apoyaban manifestaciones y huelgas…
La lucha fue acrecentándose cada vez más, estas organizaciones y sus miembros resultaron muy perseguidos y reprimidos por la dictadura machadista. Las actividades fueron tornándose muy peligrosas para los niños de la liga, a tal punto que costó la vida de uno de ellos, Paquito González Cueto, por lo que se decidió disolver la organización en 1936.
En el habanero reparto de La Víbora, vivía Francisco González Cueto, a quien todos llamaban cariñosamente Paquito. Era un niño de familia pobre y muy trabajadora, alegre, inquieto y algo travieso. Su hermano, que pertenecía a la Liga Juvenil Comunista, lo ayudó en su deseo de integrar la Liga de los Pioneros. En ella, Paquito hacía todo lo que hiciera falta: llevaba recados y citaciones, vigilaba los pasos de la policía en el barrio, repartía propaganda revolucionaria y otras tantas tareas que, como puedes apreciar, felizmente difieren mucho de las que hacen los pioneros de hoy dentro de su organización.
El 29 de septiembre de 1933, los cubanos y cubanas dignos rendían homenaje a los restos de uno de sus hijos más auténticos: Julio Antonio Mella, asesinado en México por los asesinos del dictador Machado.
En esa manifestación de duelo popular estaba Paquito. Al ver la actitud amenazante de la policía el guía de pioneros retiró a los muchachos, pero él siguió con un cartel en el que se leía ¡ABAJO EL IMPERIALISMO!
La soldadesca  comenzó a disparar contra el pueblo. Paquito fue uno de los primeros en caer destrozado. Tenía tan solo 13 años de edad.
Con la victoria del 1ro. de enero de 1959 comenzó una lucha difícil y hermosa, por eso, la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR), creada por el Ejército Rebelde a sugerencia del Comandante Ernesto Che Guevara, sirvió como base orgánica para la unidad y superación de los jóvenes que por vez primera tenía ante sí un porvenir seguro.
A inicios de abril de 1961, la AJR presentó a la dirección de la Revolución a dos niños vestidos con un uniforme escolar nuevo y sus atributos. Gratamente impresionado, nuestro Comandante en Jefe, en una conferencia de prensa, dio a conocer la creación de la Unión de Pioneros Rebeldes (UPR)  el 4 de abril, por eso se considera esa la fecha de su fundación, aunque realmente los primeros pasos se fueron dando desde principios de la alborada revolucionaria.
Los atributos eran tres: boina roja, pañoleta blanca y azul, sujetada por un triángulo rojo con una estrella blanca en el centro.
El lema, coreado junto al saludo, era ¡Venceremos!
 Y poco tiempo después fue cambiado por el de ¡Siempre Listos!
En 1962, la AJR realizó su I Congreso. Fidel planteó la necesidad de que los jóvenes tuvieran una organización selectiva, basada en los principios del marxismo-leninismo, capaz de agruparlos en tareas que contribuyeran a la construcción del socialismo.
Allí se acordó crear la  Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), organización política, donde se formarían los futuros militantes del Partido, y que dirigiría, además, la de los pioneros, que en lo adelante se llamaría Unión de Pioneros de Cuba (UPC).
Ya en el III Congreso de la UJC se aprobó una nueva estructura para la organización de pioneros.
Corría el año 1977 y el 8 de octubre, aniversario de la caída del Che en la guerrilla boliviana, se acordó cambiarle el nombre por el de Organización de Pioneros José Martí  (OPJM), dada la vigencia política y el valor histórico de nuestro Apóstol y el ejemplo a seguir de toda su vida y obra.

Historietas

Estadísticas