¿SABÍAS QUÉ?                                                                                                        Ir a revista Pionero

¿SABÍAS QUÉ?

LOS ESTUDIANTES Y LA CAPA DE OZONO

CURIOSIDADES

Galería de imágenes

El agujero de la capa de ozono está extendiéndose notablemente en los últimos años.

Actual hueco de la capa de ozono
Actual hueco de la capa
 de ozono. Imagen registrada el 6 de septiembre del 2000.


El hueco no es en realidad un agujero. Se trata más bien de un adelgazamiento de la capa de ozono que envuelve todo nuestro planeta.


Sitios de Interés

http://www.medioambiente.cu
http://www.capadeozono.cu
http://www.tecnozono.com





 


Viñeta: El Sol.¡Cuidado con el Sol!

Por Lucía Sanz Araujo

Para la inmensa mayoría de los cubanos verano y vacaciones son sinónimo de playa.

Entonces, queremos lucir lo más rápido posible un lindo tono dorado, nos exponemos horas y horas al Sol, practicando deportes o tumbados en la arena,  y ¡ a “asarnos” se ha dicho!

Las consecuencias no se hacen esperar: unos se tuestan y casi ennegrecen, otros enrojecen como camarones, algunos sufren edemas, quemaduras, y todos, todos sin excepción, dañan inconscientemente su salud.

Debes saber que el efecto dañino de los rayos solares es de tipo acumulativo y aparece, con mayor frecuencia, luego de la cuarta década de vida.
 

INFRARROJOS, VISIBLES Y ULTRAVIOLETAS 

La luz que nos llega del Sol está formada por radiaciones de diversa longitud de onda —esta es como la separación ante las crestas de dos olas sucesivas en el mar—.

La de mayor longitud de onda, y menor energía, es la infrarroja (IR) que transmite calor y produce el envejecimiento de la piel. Por sí solas no son agresivas, pero sí asociadas a radiaciones ultravioleta.

Le sigue la radiación visible, con una longitud de onda intermedia, portadora de luz y causante, al igual que los rayos ultravioleta, de reacciones de fotosensibilidad.

Por último, está la radiación Ultravioleta (UV), con menor longitud de onda y mayor energía, compuesta por rayos ultravioletas A, B y C.

Cuando la luz solar atraviesa la atmósfera, el ozono (O3), el vapor de agua, el oxígeno y el dióxido de carbono (CO2) absorben toda la radiación UV-C y aproximadamente el 90 % de la radiación UV-B. La atmósfera absorbe la radiación UV-A en menor medida. Por ello, la radiación UV que alcanza la superficie terrestre se compone, en su mayoría, de rayos UV-A y una pequeña parte de rayos UV-B.

Según nos manifestó el Doctor Joel Cagide Valle, especialista de Primer  Grado en Medicina General Integral, la exposición al Sol posee una acción terapéutica en enfermedades, como la psoriasis y el vitíligo, entre otras, y es coadyuvante en la formación de vitamina D. Una exposición controlada, en particular en los niños, es necesaria para fijar la vitamina D, y así evitar el raquitismo.  

Desde principios de los años sesenta se ha detectado, en todo el mundo, un importante incremento de la incidencia de cánceres de piel en poblaciones de piel clara.

Las quemaduras solares y el bronceado son los efectos agudos más conocidos de la exposición excesiva a la radiación UV; a largo plazo, se produce un envejecimiento prematuro de la piel como consecuencia de la degeneración de las células, del tejido fibroso y de los vasos sanguíneos, inducida por la radiación UV. Los efectos crónicos comprenden dos grandes problemas: los cánceres de piel y las cataratas.

En todo el mundo se gastan miles de millones de dólares en el tratamiento de estas enfermedades, que en muchas ocasiones se podrían haber prevenido o retrasado. 

Conviene señalar que la radiación ultravioleta sobre la superficie de la Tierra aumenta a medida que la cantidad de ozono disminuye, y este proceso se ha acelerado en las últimas décadas debido al uso indiscriminado que ha hecho el hombre de sustancias agotadoras de la capa de ozono (SAO) empleadas como refrigerantes, en equipos como los refrigeradores, aires acondicionados y congeladores; también en los atomizadores o sprays o fertilizantes como el bromuro de metilo.

Cuba se encuentra entre las naciones que marchan a la vanguardia en la reducción de las SAO con un serio trabajo encabezado por la Oficina Técnica de Ozono, perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

MÁS VALE PRECAVER … 

…que tener que lamentar, dice un conocido refrán. Por esa razón, si quieres disfrutar verdaderamente tu estancia en la playa, el campismo o simplemente al aire libre en estos meses de intenso calor debes tomar una serie de medidas a fin de atenuar el efecto dañino de los rayos del sol.

¿Qué hacer?

*No es recomendable tumbarse al sol, ni dormir bajo sus rayos; sobre todo, durante el conocido medio día astronómico: de once de la mañana a tres de la tarde, horario de mayor efecto directo de la radiación solar, aunque tengas un protector solar.

*Si te decides a dorarte, inicia la exposición al sol por cortos periodos de tiempo, preferiblemente en movimiento.

*Prescinde de colonias y perfumes pues pueden mancharte la piel. Si estás tomando algún medicamento consulta con el médico.

*Recurre a un protector solar. Si deseas que resulte eficaz aplícatelo –de manera abundante- media hora antes de tomar el sol, y renuévalo con frecuencia porque se elimina en parte al contacto con la arena, la ropa y el agua. 

*Tomar líquidos y aplicarse agua sobre el cuerpo o bañarse para refrescar la piel, previene el envejecimiento precoz de la piel.

*Protege las zonas más sensibles de tu cuerpo: cara, labios, senos, orejas y el dorso de los pies. Utiliza gorras, sombreros de alas anchas y sombrillas. En el caso de las gafas, resultan útiles para retrasar el envejecimiento de los tejidos oculares.

*Como la arena, la sal y el agua reflejan los rayos del sol, muchas veces no es suficiente estar bajo una sombrilla

Y recuerda que:

*Aunque el día este nublado, el 70-80% de los rayos UV siguen llegando a la piel.

*En la playa estar en el agua no evita la acción de los rayos solares.

Disfruta pero protege tu salud. 

 

IR A REVISTA PIONERO                                                                                                            IR A PORTADA OZONO