Martes, 25 de Septiembre de 2018 - 8:53 pm

Arelys María Echeverria

Roxángel ya no podría vivir sin el ajedrez

Por: 
Ernesto A Mayonada Faunde (AIN)
Ernesto A Mayonada Faunde (AIN)

El sonido reiterativo del reloj, que aviva la tensión, y los golpecitos de peones, torres y alfiles al ser desplazadas sobre el tablero en las partidas rápidas, son muy estimulantes para Roxángel Obregón, una trebejista de ascendente carrera, residente en Falcón, pequeño pueblito del centro de Cuba.

Me emociona mucho jugar cuando estoy en posiciones apretadas, obligada a esforzarme… es como un gran pinchazo para encontrar la variante que me dé la ventaja, dice la niña, de 11 años, y su talante, apenado al principio,
se ve desbordado por la ilusión que reflejan sus ojos.

Publicado: 
Miércoles, 1 Octubre 2014
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen

Historietas

Estadísticas

  • Visitantes: 348699
  • Usuarios Registrados: 2796
  • Último Usuario Registrado: Daniela S.M