... BIENVENIDOS ... 24 FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO LA HABANA' 2015 ...



La Feria Internacional
del Libro se realizará
del 12 al 22 de febrero en el recinto ferial de
La Cabaña con la República de la India como País Invitado de Honor, y se dedicará
a los escritores
Olga Portuondo
, Premio Nacional de Ciencias Sociales, y Leonardo Acosta, Premio Nacional de Literatura.
También participarán como invitados 184 escritores de 24 países.

...

Programa General
XXIV Feria Internacional
del Libro de La Habana

 
COMENTARIOS Email: pionero@editoraabril.co.cu
 

Finas confesiones

Por: Antonio López Sánchez

Dentro de los géneros periodísticos, la entrevista es territorio que muchos transitan, pero donde pocos dejan huellas. Una buena entrevista es una suerte de hacer el amor intelectual. Se requiere al menos de dos anuencias bien dispuestas. De dos entregas. Una profesional, capaz de extraer desde la interrogante la mejor fruta, la raíz más honda. Y otra bajo escrutinio, dispuesta o no a ceder, a desenterrar esos frutos y rizomas y a mostrarlos fuera del íntimo jardín de los criterios.

Dos pasiones que la vez que se entreguen se enfrenten, y hasta se opongan, y saquen chispas y fuegos con los encontronazos de las mutuas pasiones.

Para eso, además de periodistas con buenas preguntas, se requiere de buenos entrevistados. Y esa ecuación, a veces escasa en nuestros medios, es la que pone a disposición del público el título Monseñor Carlos Manuel se confiesa. Un libro excelente, nacido bajo el sello de la Casa Editora Abril, tanto por su contenido, como por la sobriedad y belleza de su diseño e impresión. Una pieza de lujo para quienes disfrutan de las conversaciones con interlocutores inteligentes.

Se trata de un extenso diálogo sostenido entre los periodistas Pedro de la Hoz y el recientemente fallecido Luis Báez, con la importante figura eclesiástica de monseñor Carlos Manuel de Céspedes y García Menocal. En el caso de ambos reporteros, más cuando sus créditos y obras son habituales en nuestros medios y en los ya varios libros de sus autorías (incluso algunos ya en tándem), suponemos que huelgan las presentaciones.

Del entrevistado, verdadero motivo y centro de este texto, sí podemos dejar un par de apuntes.

Aunque este escriba es portador de ese ateísmo nacional criollo que sólo recuerda a Santa Bárbara cuando escucha sus truenos de enojo, siempre la figura de monseñor Carlos Manuel provocaba un limpio agrado y una honda admiración. No me fue dado conocerlo en persona, pero siempre había algo distinto, y brillante, en las ocasiones en leí o escuche sus opiniones, casi siempre en otras entrevistas o algunos escritos.

Tal vez fuera por comprobar la certeza de que los sacerdotes, o al menos este sacerdote, eran capaces de reír, de ser ingeniosos, pacientes y profundos. De ser, en fin, personas comunes y corrientes, sólo diferentes en sus credos y responsabilidades, y en los límites derivados de tales ministerios.

En particular recuerdo el asombro de un investigador (y el mío como lector al constatar lo contestado) al inquirir a monseñor su criterio sobre aquella aseveración de John Lennon sobre la fama mayor de Los Beatles sobre Cristo. La respuesta fue tranquila, aguda y vigorosa, pero más asentada en una sonrisa condescendiente y segura de su fe, que presa de cualquier histeria dogmática e inquisidora. En ámbitos televisivos, disfruté las bromas mutuas entre monseñor y Natalia Bolívar, de donde, a pesar de sus diferentes creencias, emergía la amistad sobre un respeto inmenso y una admiración mutua, sustentados todos en el singular carisma de ambas figuras.

Ahora, en estas públicas confesiones que reseñamos, se trasluce sobre todo la viva inteligencia del protagonista. Monseñor Carlos Manuel no evade temas espinosos. Ni para la Iglesia, institución que defiende como hombre de fe, ni para sus propios credos religiosos y personales. Asimismo, se adentra con franqueza en tópicos diversos relacionados con Cuba, su sistema social, sus políticas, las relaciones con la propia institución eclesiástica… Con firmeza, con desacuerdos incluso, pero jamás a duelo, siempre usando más los argumentos que los filos. A tenor con el cuestionario, es capaz de abordar, siempre con interesantes y novedosos ángulos, lo mismo la historia nacional, que el papel de algunas figuras importantes de diversos ámbitos y contextos históricos, que su relación con algunas personalidades puntuales y líderes de nuestra historia más reciente, que hasta su propia vida.

Otras particularidades podemos revelar de esta figura. Está su admiración por José Martí, como escritor y como ideólogo; su capacidad de diálogo y debate, marxistas incluidos (y que no pocas veces concluyeron en largas amistades de toda la vida); su rechazo tajante a la discriminación racial o de cualquier tipo, así como a la explotación y las desigualdades; su preocupación y actuar siempre en procura de lo mejor para su pueblo siendo “cubano por encima de todo. Siempre leal a la Iglesia y a mi patria”, tal sus propias palabras, monseñor Carlos Manuel fue una personalidad digna de conocer, admirar, y de imitar en no pocas de sus acciones y pensamientos.

Un paseo de lujo por la historia, la sabiduría y el sentir nacional será la lectura de esta larga y bien lograda entrevista. Una lección de humanidad y de periodismo y un magnífico aporte al acervo patrio y personal.

 
 
WebMaster: Raimara García Velázquez
© Copyright Pionero 2015.